Describen la función de dos moléculas implicadas en la metástasis del cáncer

Actualizado 17/12/2013 22:11:42 CET
IMIM

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (Imim) de Barcelona han descrito la nueva función de dos moléculas implicadas en la metástasis del cáncer, cuyo perfil hace albergar la esperanza de que puedan convertirse en dianas terapéuticas para tratar diversos tipos de cáncer, ha informado el centro en un comunicado.

La nueva función se ha hallado en dos moléculas "clave en la progresión de tumores", como es el factor de transcripción Snail1 y la enzima Loxl2, fundamentales en el proceso por el cual las células tumorales se mueven y llegan hasta otros tejidos --la denominada transcripción epitelio mesénquima--, al menos en los casos de cáncer de mama, laringe, pulmón y piel.

El estudio, que publica la revista 'Molecular Cell', ratifica que las funciones del genoma van mucho más allá de una simple secuencia de ADN, y por lo tanto es imprescindible desentrañar los diferentes niveles de regulación genética para curar por completo el cáncer.

En el caso del transcriptor Snail1, los investigadores del Imim han estudiado su rol en células de ratón, y han comprobado cómo no regula correctamente la expresión de los genes.

La transcripción epitelio mesénquima consiste en la conversión de las células epiteliales en las llamadas células mesenquimales, un proceso en el que las células adquieren nuevas características para migrar, resistir a la muerte celular programada y regenerarse hasta invadir los tejidos vecinales.

"Cuando este proceso tiene lugar en las células epiteliales del tumor, las células mesenquimales resultantes pueden migrar generando metástasis", ha señalado la coordinadora del grupo del Imim que ha realizado el hallazgo, Sandra Peiró.

Los investigadores han descrito también cómo es a través de la enzima Loxl2 que el factor Snail1 actúa como "arquitecto" de la reestructuración, por lo que cualquier mecanismo que lograra bloquearlo serviría para evitar la metástasis.

"La aplicabilidad de nuestro trabajo no es inmediata, pero el hecho de que la Loxl2 sea clave en este proceso y que sea una enzima, lo convierte en una molécula candidata a ser una buena diana terapéutica", ha añadido Peiró, dado que su actividad podría ser fácilmente inhibida con los fármacos adecuados.