Detenidos responsables de una asociación cannábica por tráfico de drogas

Actualizado 04/04/2015 12:26:55 CET
Material decomisado a una asociación cannábica de Barcelona
Foto: MOSSOS D'ESQUADRA

BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro mujeres y dos hombres, responsables de una asociación cannábica de Barcelona, por presuntamente traficar con drogas al usar el local como punto de venta de marihuana y derivados del cannabis, ha informado este sábado la policía catalana.

   Los detenidos son la presidenta, el tesorero, tres trabajadores y el secretario de una asociación cannábica situada en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi.

   La investigación culminó con el registro de la sede en el que los agentes decomisaron 2.273 gramos de marihuana, 726 gramos de hachís, 2.060 euros distribuidos en billetes de diferente valor, material informático y documentación de la asociación.

   Los agentes determinaron que en el local no se realizaba cultivo, producción, elaboración y manipulación del cannabis, sino que la plantación estaba fuera del local; los responsables compraban marihuana y derivados del cannabis a sus proveedores y lo vendían a un precio superior para buscar beneficios.

   El local ofrecía a sus clientes diferentes tipos de cannabis a un precio aproximado de 6,5 euros el gramo, con la posibilidad de poder comprar 80 gramos al mes por socio, la venta de objetos para facilitar su consumo y también diferentes tipos de bebida y alimentos.

   La presidenta, el secretario y el tesorero, que son hermanos, tenían el rol más importante dentro de la asociación, y otras dos personas, que realizaban labores de ayudante en el local, no tenían contrato.

   Los miembros vinculados con la asociación no disponían de grandes cantidades de dinero en sus cuentas corrientes, ni vehículos, propiedades inmuebles o participaciones en sociedades mercantiles, y la cuenta corriente de la asociación tampoco disponía de un saldo elevado que pudiese reflejar la cantidad de asociados que presuntamente pagaban la cuota y el gran movimiento de personas que accedían al local para adquirir su dosis de cannabis.

   Las vigilancias constataron que la actividad era constante, con una entrada frecuente de personas al local desde primera hora hasta la medianoche.

   Tres de los detenidos pasaron a disposición judicial, y quedaron en libertad con cargos, y los otros tres trabajadores, tras el arresto, fueron puestos en libertad y están pendientes de declarar en sede judicial.