Enterrados en Figuerola de Orcau (Lleida) 17 soldados de la Guerra Civil sin identificar

Publicado 23/07/2019 19:47:40CET
Gemma Domènech y  Rosa Maria Amorós
Gemma Domènech y Rosa Maria Amorós - GENERALITAT

LLEIDA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los cuerpos de 17 soldados sin identificar recuperados en Figuerola de Orcau (Lleida) han sido enterrados este martes en nichos de esta población, y los tres encontrados en Gavet de la Conca (Lleida) se enterrarán en los próximos días.

Se trata de 17 soldados del ejército rebelde y tres del ejército republicano, todos ellos muertos en 1938 durante los combates del frente del Pallars, ha informado la Conselleria de Justicia de la Generalitat en un comunicado.

Los esqueletos se trasladaron a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) para hacer el análisis antropológico y la extracción de ADN y no se pudieron identificar.

La Ley de fosas establece que "los restos de las personas que no sean reclamadas ni identificadas serán inhumados en el cementerio correspondiente al término municipal en el que se encontraron".

Los 17 soldados recuperados en Figuerola de Orcau han sido enterrados en el cementerio de esta población en una ceremonia que ha contado con la presencia de la directora general de Memoria Democrática, Gemma Domènech, y la alcaldesa de Isona i Conca Dellà (Lleida) municipio del que depende Figuerola, Rosa Maria Amorós.

El acto también ha servido para entregar al alcalde de Gavet de la Conca, Xavier Badia, los restos de los tres soldados republicanos encontrados en su municipio.

ENTRE 18 Y 40 AÑOS

Los arqueólogos encontraron a los 17 soldados franquistas en la fosa que había en el exterior del cementerio de Figuerola de Orcau, y se estima que tenían entre 18 y 40 años y que debían formar parte de las divisiones 63, 150 y 152 del ejército rebelde.

Habrían muerto entre abril y mayo de 1938, durante el avance franquista por la comarca y los cuerpos fueron enterrados de forma ordenada, colocados uno al lado del otro.

La fosa estuvo señalizada durante los años cuarenta con una red de alambre y la presencia de cruces, pero en la década siguiente, el campo ya estaba labrado.

La intervención en Gavet de la Conca se hizo en la colina del Cinglo Alt, una posición defensiva republicana durante la Guerra Civil, donde los arqueólogos encontraron restos de tres soldados de la 26 división del ejército republicano, cuyos huesos no estaban enterrados, sino que fueron localizados en la superficie.