Publicado 16/09/2022 14:49

Ester Quintana exige una oficina de atención para afectados por actuaciones policiales

Imagen de la representante de 'Stop Balas de Goma', Ester Quintana, durante su comparecencia en el Parlament de Catalunya
Imagen de la representante de 'Stop Balas de Goma', Ester Quintana, durante su comparecencia en el Parlament de Catalunya - PARLAMENT DE CATALUNYA

   Pide retirar las balas de foam por su "potencial lesivo", similar a las balas de goma

   BARCELONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La representante de la asociación 'Stop Bales de Goma' y que perdió un ojo durante la huelga general de noviembre de 2012 a raíz de una actuación policial, Ester Quintana, ha exigido la creación de una oficina especializada de atención a personas afectadas por vulneración de derechos humanos en el marco del uso de la fuerza por parte de cuerpos policiales.

   Lo ha dicho durante su comparecencia en la Comisión de Estudio del Modelo Policial en el Parlament, en la que ha explicado que esta oficina tendría que garantizar la reparación del daño y evitar la revictimización de los afectados, y ha criticado que el modelo policial actual no es "adecuado".

   "No puede ser que haya agentes investigados penalmente que sigan con sus funciones. Tendría que haber medidas cautelares e investigaciones internas de oficio más exhaustivas, igual que la creación de un mecanismo independiente de control policial para que investigue exhaustivamente y determine responsabilidades dentro de los cuerpos policiales", ha manifestado.

PROHIBICIÓN BALAS DE GOMA

   Quintana ha detallado que en 2013, a raíz de su caso, el Parlament prohibió que los Mossos d'Esquadra utilizaran balas de goma, pero ha explicado que desde entonces ha habido seis personas "gravemente afectadas por balas de foam": tres por la pérdida de un ojo, dos por traumatismos craneoencefálicos y uno por la pérdida de un testículo, donde en ninguno de los casos se ha podido identificar al presunto autor.

   El Parlament retiró las balas de goma y apostó por las balas de foam asegurando que eran menos lesivas y que los agentes tenían mayor control sobre el arma: "¿Esto es cierto? No. El potencial lesivo es similar, la trazabilidad no está garantida y no son armas de precisión".

   "Se tienen que prohibir, es indiferente si son balas de goma o de foam, se tienen que prohibir, es la única forma de garantizar que no habrá más afectados", ha declarado.

   Asimismo, Quintana ha expresado que tiene que haber un compromiso amplio y contundente para que la Policía Nacional y la Guardia Civil dejen de utilizar balas de goma --estos cuerpos pueden utilizarlas en territorio catalán--, y garantizar que esta comisión busque "la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición" de los casos de violencia policial.

Contador

Más información