Publicado 26/10/2021 19:14CET

Una exposición en el Palau Robert reflexiona sobre la "esencialidad" de la escuela pública

Exposición 'Portes obertes a l'escola pública' en el Palau Robert de Barcelona
Exposición 'Portes obertes a l'escola pública' en el Palau Robert de Barcelona - EUROPA PRESS

Cambray defiende que la escuela "es la primera y más importante institución de un país"

BARCELONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Palau Robert de Barcelona acoge a partir de este miércoles la exposición organizada por la Conselleria de Educación de la Generalitat 'Portes obertes a l'escola pública', comisariada por el docente jubilado Joan Domènech, que busca provocar reflexiones sobre la "esencialidad" de la escuela pública.

En una visita guiada con los medios este martes, Domènech ha explicado que la muestra quiere describir el equilibrio del ecosistema educativo --entendido como una pluralidad de actores-- y apostar por la corresponsabilidad entre todas las partes para mejorar el sistema.

El comisario, que ha recomendado visitarla en grupo y usar la última sala a modo de "ágora" para reflexionar, ha explicado que fue un encargo del exconseller Josep Bargalló --presente en la inauguración-- a finales de 2020.

Ha aclarado que la exposición "no va en contra de nada, sino a favor de una forma de hacer que quien la puede representar de forma más genuina es la pública", ha recordado que en Catalunya hay una fuerte tradición de escuela cooperativa y ha asegurado que cualquier escuela puede acercarse al modelo de escuela inclusiva, democrática y sin ánimo de lucro.

CAMBRAY

En su discurso en la inauguración, el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, ha reivindicado que la escuela "es la primera y más importante institución de un país", y que es necesaria la reflexión a partir de exposiciones como la del Palau Robert.

Ha dicho que la exposición plantea "más interrogantes que certezas" para reflexionar sobre la escuela pública en la actualidad y en un futuro, en un momento que la educación se encuentra en una transformación sistémica sin precedentes.

Cambray ha defendido el legado del modelo de escuela catalana y ha asegurado que se preservará el catalán como "herramienta de cohesión, identidad y convivencia en la escuela y el país".

EXPOSICIÓN

La muestra empieza con una sala sobre la lucha por el derecho a la educación, que en opinión del comisario no ha acabado todavía, y sobre el trabajo para la renovación pedagógica y una 'escuela nueva'; según Domènech, en Catalunya se ha intentado que los dos movimientos "vayan juntos".

En las siguientes salas hay ejemplos de prácticas educativas innovadoras de escuelas catalanas y proyecciones de cámaras fijas que han grabado clases, patios y exteriores de centros, casi inadvertidamente, para reflejar cómo es la vida en ellos.

Más tarde también se busca reflexionar sobre la escuela "como tiempo y espacio para la infancia", ya que según Domènech hay polémica sobre los usos del tiempo escolar, y finalmente se sugiere la cuestión de si la escuela y el maestro deben ser neutrales ante la sociedad o, en cualquier caso, qué posicionamiento deben asumir.

En este punto se recogen varios titulares de prensa de los últimos meses y experiencias de plataformas y movimientos que han hecho planteamientos sobre esta cuestión.

En este punto, Domènech ha reflexionado que la pandemia de Covid-19 ha exacerbado algunos desequilibrios del mundo educativo y debe suponer un "terreno de juego" para intensificar la reflexión sobre la educación.

Las últimas salas quieren preguntar, con formatos también participativos, de quién depende que el proceso de renovación educativa avance (en opinión del comisario hay dos grandes responsables: la administración y el profesorado), incidiendo en la importancia del equilibrio, el consenso y el ecosistema educativo.