Actualizado 12/06/2007 21:49 CET

Las fábricas de cemento catalanas reducen 143.000 toneladas de emisión de CO2 en el 2006

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las empresas fabricantes de cemento de Catalunya han conseguido reducir 143.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) durante el año 2006, según afirmó hoy la agrupación de fabricantes de Catalunya, Ciment Català.

Ciment Català aseguró que, con estos resultados, han logrado superar los objetivos marcados por el primer Plan Nacional de Asignaciones de CO2 (PNA), programa elaborado por el Gobierno catalán para cumplir el protocolo de Kioto.

El PNA asignó al sector catalán de cemento un total de 6,31 millones de toneladas de CO2 para el año 2005 y el 2006 y, según un informe elaborado por la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, durante este último sólo se emitieron 6,17 millones, cifra que representa un ahorro del 2,3%.

El año pasado, las fábricas ahorraron hasta 13 kilos de CO2 por cada tonelada de cemento producida. Desde Ciment Català indicaron que el uso de biomasa --uso de energías renovables-- como combustible y de residuos descarbonatados como materias primas, aporta 88.000 toneladas de reducción de CO2.

Según la agrupación, la fuente más importante de ahorro en emisiones de CO2 proviene de las mejoras introducidas en las plantas. También atribuyen los resultados obtenidos, a la inversión de más de 58 millones de euros en mejoras medioambientales hecha durante los últimos cinco años.