Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y AMB estudian un peaje de congestión contra la polución

Govern, AMB y Ayuntamiento de Barcelona estudian implantar un peaje de congestió
EUROPA PRESS
Actualizado 25/03/2019 20:52:55 CET

La prohibición de vehículos sin etiqueta a partir de 2020 dejará fuera a 50.000 automóviles: "Todo está listo"

   BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

   La Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) se han conjurado este lunes para estudiar que se implante un peaje de congestión en favor de la calidad del aire y en contra de la contaminación, ha anunciado el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

   Tras presidir la segunda Cumbre de la Calidad del Aire en el Palau de Pedralbes, ha avanzado detalles de una declaración institucional acordada con diferentes instituciones para ir más allá en la lucha contra la polución, con un paquete de medidas que incluiría este peaje "más urbano y de entrada a la ciudad".

   "Porque es en la conurbación de Barcelona donde tenemos más problemas de congestión y calidad del aire", según Calvet, que ha dicho que éste debería ser complementario con la 'viñeta catalana', el sistema de peajes anuales de tarifa plana, en el que trabaja el Govern desde hace tiempo.

   "Estudiaremos todas las medidas, no nos cerramos a nada, pero empezamos con la Zona de Bajas Emisiones de las Rondas de Barcelona a partir del 1 de enero de 2020 que ahora es la prioridad", ha destacado la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Janet Sanz sobre la prohibición de vehículos sin etiqueta de lunes a viernes.

   Ello permitiría reducir en un 15% la contaminación ambiental hasta 2024 y dejaría a 50.000 vehículos fuera del tráfico de la entrada y salida de la capital catalana y de cuatro municipios del área metropolitana --Sant Adrià, L'Hospitalet, Cornellà y Esplugues--, en una medida "pionera" en el Estado, ha resaltado Sanz, que ha urgido al Govern una ley de financiación del transporte público y al Estado inversión en Rodalies.

   Sanz y el vicepresidente del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) y alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, han evitado un análisis triunfalista y autocomplaciente de la cuestión de la contaminación, después de que el conseller celebrara que dos estaciones de la capital catalana rebasen los límites, respecto a las cinco del año anterior.

   Si bien Poveda ha admitido que el año pasado solo dos estaciones rebasaron los límites permitidos, respecto a las cinco del año anterior, ha atribuido este logro a las lluvias frecuentes y ha lamentado que este año las cifras se encuentran por encima del año pasado.

   "No querría dar una sensación muy optimista de la situación de la contaminación, los indicadores dieron unos datos que ahora estamos por encima", ha destacado Poveda, que ha apuntado un aumento del 5% en el área metropolitana.

   El vicepresidente de la AMB ha hablado de una "cierta emergencia médica" y de la existencia de servicios de Urgencias saturados por las alergias, debido tanto a la contaminación como la floración.

   "Es verdad que estamos haciendo cosas. La Zona de Bajas Emisiones para 2020 está completamente preparada para poder entrar en funcionamiento para los vehículos que no tengan las etiquetas de la DGT", ha subrayado, y ha insistido en que todo está listo, con señalizaciones que ya se pueden ver en las rondas y una renovación de la flota de buses.

   El conseller ha celebrado que las diferentes instituciones han cumplido con el 70% de los acuerdos de la Primera Cumbre de la calidad del Aire en la Conurbación de Barcelona de marzo de 2017, y ha explicado que, además de reforzar los objetivos previstos hace dos años, han situado nuevas medidas: "Porque no nos conformamos".

   Calvet, que también ha reclamado financiación y más competencias al Estado, ha desgranado compromisos como la redacción de una ley de calidad del aire catalana en el plazo de un año, que refuerce la actuación en toda Catalunya y favorezca la acción municipal.

REGISTRO DE VEHÍCULOS EXTRANJEROS

   "Vamos por el buen camino, sin autocomplacencia", ha asegurado el titular de Territorio y Sostenibilidad que ha anunciado que la AMB desplegará el Registro metropolitano de vehículos extranjeros y de otros autorizados para hacer efectivo el control automatizado de las restricciones de circulación en 2020.

   También reforzarán los protocolos de actuación en caso de episodio ambiental, trabajarán para implantar la reducción de la velocidad a 50 kilómetros por hora en la carretera C-17 a su paso por Barcelona, y limitaciones de velocidad máxima en el Baix Llobregat (AP-7, A-2 y B-23) y Vallès Oriental (AP-7 y C-17), además de la C-58 y la C-33.

   Forman parte de la Cumbre la Generalitat, AMB, Ayuntamiento, la Diputación de Barcelona, la Autoritat Metropolitana del Transport (AMT), el Puerto de Barcelona, la ACM, la FMC, la Associació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU) y 40 municipios de la conurbación de Barcelona.

Contador