Actualizado 08/12/2014 02:34 CET

El Govern impulsa la redacción de un plan urbanístico del dominio esquiable La Molina-Masella

Estación de esquí La Molina
FGC / ORIOL MOLAS

GIRONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Govern iniciará próximamente la redacción de un Plan director urbanístico (PDU) del dominio esquiable La Molina-Masella, que abarcará los municipios de Alp, Das, Urús, Bagà, Castellar de N'Hug y Toses, ha informado la Generalitat este miércoles en un comunicado tras la visita a la Cerdanya del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila.

El impulso de este nuevo PDU responde a la voluntad de la Conselleria de aprovechar las herramientas del planeamiento urbanístico para estimular polos estratégicos, sectores de actividad local y potenciar recursos naturales para el desarrollo económico y social.

El hecho de tener un instrumento de planeamiento estratégico y supramunicipal permitirá actuar con una visión global de todo el territorio comprendido en el dominio esquiable, mientras que hasta ahora, cada nueva inversión o mejora comportaba el inicio de un nuevo expediente adaptado al planeamiento de cada municipio.

Una vez aprobado el nuevo PDU, éste ya preverá todas las inversiones a realizar en su horizonte temporal, planificadas teniendo en cuenta la globalidad del dominio esquiable y acompañadas de sus proyectos, por lo que solo será necesaria la licencia municipal para llevarlos a cabo.

Según las previsiones de la Generalitat, la Comisión de Política Territorial y de Urbanismo de Catalunya del próximo 20 de noviembre dará luz verde al inicio de la redacción del PDU por parte de la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo con la colaboración del Institut Català del Sòl (Incasòl).

LEY DE ALTA MONTAÑA

El conseller también ha presentado este miércoles las conclusiones del grupo de trabajo sobre la ley de alta montaña, que se constituyó para revisar la actual normativa, que se aprobó en 1983 partiendo de la base de que el área de montaña no tenía el mismo grado de desarrollo económico que el resto de Catalunya y que requería un esfuerzo adicional de las administraciones.

El grupo de trabajo ha constatado la obsolescencia de la ley pero, a la vez, la necesidad de impulsar estrategias e instrumentos que continúen contribuyendo al desarrollo de las comarcas de montaña.

Las conclusiones del grupo de trabajo señalan que los objetivos de la política de montaña deben ser diferentes a la ley de 1983, ya que este texto se focalizaba en las infraestructuras viarias, la obra pública y los equipamientos, mientras que ahora se considera prioritario fomentar la implantación de empresas y proyectos económicos viables que favorezcan el crecimiento demográfico y la fijación de residentes permanentes.

Para leer más