Actualizado 18/01/2017 22:17 CET

El Govern rechaza la subida de impuestos que propone la CUP

En primer plano, C.Puigdemont y O.Junqueras
GENCAT/JORDI BEDMAR

   BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Govern rechaza la reforma fiscal que propone la CUP a cambio de dar su voto favorable a los Presupuestos de 2017, una reforma que afectaría al IRPF de las rentas altas, al Impuesto de Patrimonio y al Impuestos de Sucesiones y Donaciones, han explicado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

   Según ha publicado el diari 'Ara', así lo decidieron el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, en una reunión que mantuvieron este martes tras la tradicional reunión del Consell Executiu, donde las cuentas fueron las protagonistas.

   Desde el Govern aseguran que la negociación no está rota, ya que sí que contemplan negociar sobre otras cuestiones que plantean los anticapitalistas y que están vinculadas a potenciar la renta garantizada y a algunas demandas que los 'cupaires' formulen sobre Enseñanza.

   La cuestión impositiva ya fue uno de los principales escollos que hicieron fracasar las negociación presupuestaria de 2016 entre los mismos actores, y la CUP defiende que tocar estos impuestos es clave para aumentar la recaudación de la Generalitat en 500 millones de euros.

   Otras fuentes señalan que en el Govern hay dos sensibilidades, la de los conselleres del PDeCAT, reacios a subir estos impuestos, y los de ERC, que se abrirían a estudiar, por ejemplo, la relativa al IRPF, pero Puigdemont y Junqueras pactaron una voz única y es no contemplar la subida de estos tributos.

   Todas las fuentes coinciden en que aún hay margen para negociar, ya que la CUP no tiene previsto reunir hasta el sábado 28 de enero a los órganos internos de la formación que tienen que tomar una decisión final sobre si apoyar o no las cuentas.