Actualizado 06/03/2021 15:43 CET

El Grupo de Intervención Especial (GEI) de Mossos estrena un pequeño dron con forma de libélula

Miembros del Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d’Esquadra, durante un día de entrenamiento en el Complex Egara en Sabadell
Miembros del Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d’Esquadra, durante un día de entrenamiento en el Complex Egara en Sabadell - David Zorrakino - Europa Press

El GEI hace unas 100 intervenciones al año, tiene 40 miembros y su jefe desea incorporar a mujeres

BARCELONA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d'Esquadra, que trabaja a requerimiento de otros servicios del cuerpo, está a punto de incorporar un nuevo dron para trabajos de vigilancia y protección: el 'Black Hornet', con el aspecto de una libélula, también en tamaño, lo que lo hace también más silencioso que otros con los que trabajan.

El 'Black Hornet' pretende hacer la función de vigilancia pero en formato más pequeño, para pasar desapercibido, ha explicado en una entrevista de Europa Press el jefe del GEI, que prefiere mantener su anonimato.

El GEI suma 40 efectivos, que hacen entradas y registros "de un grado de complicación elevado o donde pueda haber armas de fuego, grupos de crimen organizado o de un perfil criminal elevado": secuestros, narcotráfico, extorsiones, terrorismo, protección de personalidades, 'vips' de entidad amenazados, atentados o traslados penitenciarios de alto riesgo.

El responsable del GEI ha explicado que actúan unas 100 veces al año, menos en 2017, cuando fueron unas 150 por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

La mayoría de actuaciones son intervenir o desmantelar las plantaciones de marihuana, "porque se ha profesionalizado mucho, y muchas veces intervienen grupos de crimen organizado de alto nivel que van equipados con armas y preparan trampas para que no acceda nadie a las plantaciones".

Trabajan especialidades para afrontar cualquier operativa y tienen conocimiento general: un grupo hace aperturas con explosivos para acceder a lugares de intervención; tiradores de arma larga dan seguridad al grupo o se colocan en sitios elevados para proteger el entorno; sanitarios responden en caso necesario; escaladores hacen descensos desde helicópteros o edificios, y otros técnicos toman imágenes con drones, cámaras térmicas o visores nocturnos, entre otros aparatos.

ENTRENAMIENTOS

En esta unidad intentan estar preparados continuamente, entrenan técnicas y contenidos, y destinan un 80% de su tiempo a practicar y entrenar para afrontar diferentes situaciones.

En un entrenamiento al que asistió Europa Press se pudieron observar prácticas de tiro y simulacros de las intervenciones que realizan los agentes del GEI en un hotel abandonado.

El jefe policial ha explicado que intentan practicar en diferentes escenarios y también entrenan en convoyes de tren o autobús para aprender a abrir las puertas o acceder a la zona del conductor, pero además entrenan en "instalaciones sensibles que estén catalogadas de riesgo" para afrontar atentados, y lo hacen en lugares tan diferentes como un estadio deportivo y un hotel abandonado.

ACCEDER AL GEI

También ha dicho que, para acceder al GEI, primero se tienen que pasar las oposiciones de los Mossos d'Esquadra y, una vez dentro, aprobar otras oposiciones internas de la unidad --pruebas físicas, entrevista y pruebas psicotécnicas--.

Una vez aprobadas las oposiciones internas, los aspirantes se someten durante 15 días a pruebas de vértigo, fobias de animales, oscuridad, claustrofobia, poco descanso, mucha exigencia física y trabajo mental, para comprobar su capacidad de resistencia, y, superados los 15 días, pasan un año de prácticas y después acceden al grupo.

En el GEI actualmente no hay mujeres, pero el mando del GEI ha asegurado que están "evaluando muy seriamente que la mujer tenga un papel en la unidad y que tenga cabida. No tiene que estar limitado solo a los hombres".

El jefe del GEI desea que las mujeres puedan entrar en esta unidad, en la cual las aspirantes no han entrado hasta ahora porque no superan las pruebas puramente físicas.

CONVOCATORIA EN 2022

El mando ha destacado el "imprescindible trabajo de equipo, el sentimiento de pertenencia, la identidad que supone estar en el GEI y el equipo muy cohesionado" que tienen.

El año que viene quieren hacer una nueva convocatoria para que más personas puedan acceder a la unidad --la última convocatoria fue hace cuatro años, y entraron 13 de los 400 candidatos--.

Para leer más