Actualizado 24/10/2019 21:20 CET

Unas 4.000 personas se manifiestan en Barcelona contra la "represión a la juventud"

Manifestación 'Pels drets i les llibertats, prou repressió: No toqueu el nostre jovent!' convocada por Intersindical-CSC, Ustec·Stes, sindicatos estudiantiles, ANC y Fapac
Manifestación 'Pels drets i les llibertats, prou repressió: No toqueu el nostre jovent!' convocada por Intersindical-CSC, Ustec·Stes, sindicatos estudiantiles, ANC y Fapac - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

Unas 4.000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado la tarde de este jueves por el centro de Barcelona contra la "represión a la juventud" en las protestas tras la sentencia del Tribunal Supremo al grito de 'El nostre jovent no es toca' (Nuestra juventud no se toca) y 'No són violentes, són valentes' (No son violentas, son valientes).

La manifestación, bajo el lema 'Pels drets i les llibertats, prou repressió: No toqueu el nostre jovent!' y convocada por entidades del sector educativo, se ha iniciado en la plaza Universitat y ha discurrido pacíficamente hasta la plaza Sant Jaume con gente de todas las edades.

Al pasar por la Jefatura Superior de Policía, en Via Laietana, los manifestantes han realizado una sonora pitada y han coreado consignas como 'Este edificio será una biblioteca', con un cordón de seguridad de la manifestación para evitar incidentes ante el edificio, custodiado por Mossos d'Esquadra.

Uno de los cánticos más repetidos durante el recorrido, además de los que demandaba la libertad de los presos independentistas, es el de la petición de dimisión del conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, también repetido ante el Palau de la Generalitat en plaza Sant Jaume.

LECTURA DE LLACH

En plaza Sant Jaume, el cantautor y exdiputado en el Parlament Lluís Llach ha sido el encargado de leer el manifiesto que señala que miles de jóvenes han salido a la calle "en defensa de los derechos y las libertades del pueblo".

El texto ha criticado la respuesta de las policías y de la justicia en "una represión digna de un estado autoritario" para aterrorizar y coartar la libertad de expresión, el derecho de protesta y el ejercicio de derechos fundamentales.

El manifiesto ha remarcado que como educadores su deber es fomentar siempre el diálogo, la justicia y el pensamiento crítico, el respeto a la diversidad, la participación de la ciudadanía en asuntos públicos y la resolución de conflictos, "valores que han sido pisoteados por botas, porras, mazmorras, proyectiles, togas y puñetas".

El texto está suscrito por Ustec·Stes, Intersindical-CSC, CGT, Sindicat d'Estudiants, Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans, FNEC, Mares i Àvies per la República Catalana, Docents per la República, Universitats pels Drets Civils, sectoriales de la ANC, Fapac, Xarxa Anti-repressió de Familiars de Detingudes y Plataforma 3 d'octubre.

FAMILIARES DE DETENIDOS

Tras el manifiesto, una representante de las Mares i Àvies per la República, Montse Piquer, ha condenado la "brutalidad que ha dejado decenas de heridos", ha rechazado la, a su juicio, campaña de criminalización contra los jóvenes, y ha pedido al Estado un diálogo sin condiciones.

Para finalizar, han tomado la palabra familiares y amigos de detenidos del 23 de septiembre en una operación de la Guardia Civil y en las protestas contra la sentencia del Supremo, que han reclamado la libertad de los encarcelados y han reprochado "irregularidades" en los arrestos.

Los manifestantes en Sant Jaume han coreado 'No esteu sols' (No estáis solos) a los familiares de detenidos y 'No tinc por' (No tengo miedo), y el acto se ha acabado con el canto de 'Els Segadors'.