Actualizado 11/04/2013 15:00:47 +00:00 CET

Ingenieros de Caminos piden a Estado y Generalitat resolver la "parálisis inversora" en infraestructuras

Estación De Santa Rosa De La L9 Del Metro
CONSELLERIA DE TERRITORIO Y SOSTENIBILIDAD

BARCELONA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Transportes del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Catalunya han pedido al Govern y al Ejecutivo central acabar con la "parálisis inversora" en infraestructuras y resolver los cuellos de botella en la red viaria y ferroviaria catalana.

Según ha informado en un comunicado este jueves, las actuaciones prioritarias son finalizar los accesos ferrovarios definitivos a los puertos de Barcelona y Tarragona, además de mejorar la conexión ferroviaria con la T1 del Aeropuerto de El Prat.

Así, ha considerado que la conexión de Rodalies con el aeropuerto es "ineficiente" para el trazado y tiempo de viaje, y ha añadido que la puesta en servicio de la L9 de Metro no cubrirá esta necesidad de forma suficientemente competitiva, por lo que ha propuesto aprovechar la estación ya construida de alta velocidad en El Prat como plataforma intermodal de conexión con las instalaciones aeroportuarias a través de la L9 y la red de Rodalies.

Los ingenieros también urgen al Govern a finalizar la L9, incluyendo el tramo central, el que consideran que registrará una mayor ocupación y rentabilidad, pese a estar actualmente parado; y han sostenido que la estación de La Sagrera es una "pieza clave" para el buen funcionamiento de Rodalies y como intercambiador, a la vez que han reclamado finalizar la ampliación de las obras de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) en Sabadell y Terrassa (Barcelona).

En cuanto al Corredor Mediterráneo, han indicado que la variante entre Tarragona y Vandellòs es clave para mejorar la seguridad y la capacidad de la red, y también han pedido resolver la variante Salou-Cambrils para evitar que atraviese estas poblaciones.

Respecto a la red viaria, se encuentran otras reclamaciones históricas como desbloquear el Cuarto Cinturón, finalizar el enlace entre la AP-7 y la A-2 en Castellbisbal y desdoblar la N-II en Girona para mejorar la seguridad.