Jordi Turull y Josep Rull dicen que no han logrado humillarles y tienen ideales "más fuertes"

376245.1.644.368.20171205130258
Vídeo de la noticia
Actualizado 05/12/2017 17:42:07 CET

Los candidatos de JuntsxCat y exconsellers Jordi Turull y Josep Rull han avisado este martes de que no han conseguido humillarles y de que salen de la cárcel con la dignidad, las convicciones y los ideales "más fuertes que nunca".

Así se han manifestado en la primera rueda de prensa que ofrecen desde que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena decretó el lunes su puesta en libertad bajo fianza de 100.000 euros para cada uno de ellos tras pasar un mes en prisión preventiva en Estremera.

También han coincidido en asegurar que están "tristes" por la decisión del TS de mantener en prisión al cabeza de lista de ERC, Oriol Junqueras; al exconseller Joaquim Forn; al expresidente de la ANC Jordi Sànchez y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Rull considera "una ignominia que gente buena, demócrata, pacífica y con una vocación insobornable de servicio público estén en prisión", y ha relatado que la despedida de Junqueras y Forn fue dura y les trasladaron que no pararán hasta verles libres.

Por eso, se conjuran para que, en la Cataluña que quieren construir, no haya ningún encarcelado por defender libremente sus ideas, y apelan a los catalanes a llenar las urnas el 21-D de "olas de esperanza" para restituir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

EL 'A POR ELLOS' DE ALBIOL

Para Turull, el 21-D es la oportunidad para demostrar al mundo que "hay quien, para convencer al mundo, necesita urnas y papeletas, y hay quien necesita porras, querellas, encarcelamientos, exilio y atacar las instituciones legítimas" de Cataluña, y ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, diga que ha vuelto la normalidad a Cataluña cuando hay aún personas en prisión.

Así, ha replicado al cabeza de lista del PP, Xavier Garcia Albiol, que el 'a por ellos' que dijo al abrir la campaña electoral tendrá como respuesta una campaña soberanista dedicada a los que siguen en la cárcel.

RESTITUIR A CARLES PUIGDEMONT

Sobre qué papel tendrán durante la campaña, han explicado que ejercerán el que les dicte el comité de campaña, porque su voluntad es ayudar a restituir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y a liberar a los encarcelados.

En la rueda de prensa, Puigdemont y los exconsellers Clara Ponsatí, Toni Comín y Lluís Puig han hablado por videoconferencia desde Bélgica para manifestar su alegría por que salgan de la cárcel, pero también su tristeza por los que siguen, mientras que Meritxell Serret no ha podido estar en la videoconferencia porque acudía a un acto.

Puigdemont ha explicado que tenían previsto reunirse con eurodiputados este martes, y ha dicho estar emocionado por las palabras de Turull y Rull: "Estaremos a vuestro lado. Esperemos poder recuperar, ahora sí, la normalidad".

LA EXPERIENCIA EN LA CÁRCEL

Rull ha explicado que tuvieron que llamar la atención a la juez de la AN Carmen Lamela por mirar el móvil durante su declaración; y que les pusieron las esposas rígidas por detrás y por delante en los traslados a las cárceles de Navalcarnero y Estremera, una experiencia que ha calificado de complicada y dura, aunque ha elogiado la profesionalidad de la policía y la guardia civil que les custodiaron.

Sí ha lamentado que un funcionario de recepción en Navalcarnero le dijo: 'Se os ha acabado la tontería' y 'Te vas a pasar tanto tiempo aquí en la cárcel que vas a acabar aprendiéndote de memoria este auto'.

Turull ha dicho que los presos les aplaudieron y abrazaron al salir de la cárcel, que les preguntaban por qué estaban encerrados, y les decían: "Sois normales'. Allí hay gente condenada por delitos fuertes, pero había mucha humanidad. Cuando te vas y te abrazan y aplauden, te reconforta; también por parte de los funcionarios. No tenemos queja".

RETIRADA DE LA ORDEN DE DETENCIÓN

Sobre que el juez del TS Pablo Llarena haya acordado retirar las Órdenes Europeas de Detención dictadas contra Puigdemont y los exconsellers en Bélgica, Turull y Rull han coincidido en no querer pronunciarse hasta escuchar la opinión de sus juristas.

Sólo Turull ha querido puntualizar que no era necesario retirar la orden de búsqueda de Puigdemont "porque todo el mundo sabe dónde está".