Una jueza investiga presuntos vertidos contaminantes de una depuradora de Castelldefels (Barcelona)

Publicado: miércoles, 19 abril 2023 15:04

   Aigües de Barcelona dice que "ha sido diligente y no ha provocado ningún vertido irregular al medio"

   BARCELONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha abierto una investigación contra la empresa Aigües de Barcelona por presuntos vertidos contaminantes en una depuradora de Castelldefels (Barcelona), han explicado a Europa Press fuentes judiciales.

   La jueza instructora indaga sobre si la empresa hizo vertidos de aguas fecales en una laguna de L'Olla del Rei y que también podrían haber llegado a la playa, según ha adelantado 'eldiario.es'.

   La causa empezó a raíz de una denuncia en julio de 2022 del servicio de Medioambiente de la Fiscalía, consultada por Europa Press, por un presunto delito contra los recursos naturales y el medioambiente.

   La denuncia se dirige contra la empresa y sus administradores desde 2018, además de contra el responsable de la estación elevadora de aguas residuales que explota la compañía en Castelldefels desde 2018.

   Fuentes judiciales han explicado que, en esta causa, hay tres investigados que todavía no han declarado ante la instructora.

   La Fiscalía empezó a investigar el caso en mayo de 2020 al saber, por quejas de colectivos ecologistas, que en esa zona "se estaban produciendo vertidos de aguas residuales urbanas de manera incontrolada y que afectaban a la calidad de las aguas de ese lugar, hábitat de muchas especies de fauna y flora".

   El fiscal expone en la denuncia que el sistema de saneamiento formado por la estación elevadora de aguas residuales de Castelldefels y la depuradora de Gavà "ha sufrido en los últimos años distintas incidencias motivadas por la degradación estructural de las conducciones debido a la corrosión, lo cual ha originado supuestos vertidos de aguas residuales urbanas" y, para acreditarlo, compila incidencias técnicas que se han detectado desde 2017.

AGUAS RESIDUALES "SIN TRATAMIENTO"

   La investigación del fiscal añade que los vertidos "en muchas de las ocasiones comunicadas no se han justificado" por lluvias extensas ni por una incidencia técnica que permitiera verter agua contaminada.

   El fiscal cree que los responsables de la depuradora "han venido promoviendo o tolerando" vertidos no autorizados que han supuesto un riesgo para el entorno.

   La denuncia afirma que "vertían centenares de miles de metros cúbicos de aguas residuales urbanas sin tratamiento alguno, que circulaban por la corredera maestra de Castelldefels, inundándola, llegando a entrar esas aguas en el estanque de L'Olla del Rei por el reflujo, afectando gravemente a su calidad, y desembocando finalmente en la playa de las Palmeras de esa población".

   También recoge análisis de muestras de agua de la laguna, que muestran que "ha ido acumulando los vertidos de aguas residuales urbanas" dejándola en mal estado.

AIGÜES DE BARCELONA

   Fuentes de Aigües de Barcelona consultadas por Europa Press han sostenido que la gestión de la empresa "ha sido diligente y no ha provocado ningún vertido irregular al medio", y han señalado que a raíz del atestado del Seprona de la Guardia Civil --durante la investigación de Fiscalía-- se inició una investigación contra el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), como titular del servicio, y contra Aigües de Barcelona, como gestor del servicio y han remarcado que la titularidad de la infraestructura es de la Agencia Catalana del Agua (ACA) y el AMB.

   Han añadido que la estación elevadora de aguas residuales de Castelldefels "necesita de inversiones y mejoras que son competencia de las administraciones públicas" y afirman que Aigües de Barcelona ha solicitado reiteradamente estas inversiones al AMB como titular del servicio.

   También han señalado que el Reglamento de Dominio Público Hidráulico reconoce "la existencia de los desbordamientos de los sistemas de saneamiento en caso de lluvia y admite un deterioro temporal de las masas de agua debido a estos desbordamientos, en la medida en que se deban a causas naturales (las lluvias) o de fuerza mayor (las averías)".

   Por eso, exponen que, en caso de lluvias, la estación de bomberos tiene "un sistema de desbordamiento para aliviar el exceso de caudales que se producen por la incorporación de agua de lluvia en las instalaciones de saneamiento, a fin de evitar el colapso de la instalación y la inundación de los núcleos urbanos conectados", y han explicado que este sistema de desbordamiento se ha activado en varias ocasiones durante los últimos años coincidiendo con lluvias o averías y en coordinación con el AMB y el ACA.

   Aseguran que "de no hacerse, el casco urbano se inundaría con agua residual" y que se trata de un funcionamiento estandarizado para este tipo de instalaciones.

   La compañía ha agregado que el funcionamiento de las bombas de la estación de Castelldefels "se controla de forma automática a partir de los niveles del pozo de bombas" y que este automatismo se activa única y exclusivamente en los casos operacionalmente necesarios y legalmente contemplados.

Más información