El juicio contra el yerno de los Tous se celebrará el 9 de mayo

Actualizado 02/02/2011 12:52:56 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El juicio con tribunal popular contra el yerno de los Tous, Lluís Corominas, por presuntamente matar a uno de los asaltantes del domicilio de los joyeros en Sant Fruitós del Bages se celebrará el próximo 9 de mayo, según ha fijado la Oficina del Jurado de la Audiencia Provincial de Barcelona.

El fiscal pide 11 años de cárcel para Corominas por matar a uno de los intrusos que el 9 de diciembre de 2006 entraron en la casa.

En su escrito, Fiscalía explica que, sobre las 18.45 horas de ese día, el acusado recibió una llamada del vigilante de seguridad del domicilio asegurando que, a través de las cámaras de videovigilancia, había visto cómo dos hombres entraban en el jardín de la casa de la familia Tous.

Corominas, con una pistola semiautomática, fue con su coche a la vivienda de los joyeros y se acercó a un vehículo estacionado a unos 50 metros de la casa con dos hombres desarmados a bordo, que podían estar relacionados con el asalto, y les disparó dos veces.

El procesado dio en la cabeza al conductor, Gazmend S., quien fue evacuado al Hospital de Manresa en coma, con pérdida de masa encefálica y sangrado masivo por impacto de bala, que le provocaron la muerte dos días más tarde.

El acusado encañonó al otro individuo, Dulji K., y le retuvo hasta que llegaron los Mossos d'Esquadra, mientras que los otros dos intrusos se daban a la fuga, aunque fueron detenidos posteriormente.

El yerno de los Tous también fue investigado por intentar matar a Dulji K., pero el juez instructor archivó la causa porque Corominas desistió voluntariamente de su propósito.

El fiscal tiene en cuenta que Corominas "actuó bajo la influencia de un estado de nervios" provocado por la alerta recibida de que estaban asaltando la casa de sus suegros, porque tres días antes ya habían intentado robar en la casa y por el clima de inseguridad ciudadana causada por el gran número de asaltos en urbanizaciones.

Es por ello que contempla la atenuante de obcecación, así como la de reparación del daño, pues el acusado ha consignado 150.000 euros para indemnizar a la familia del fallecido, aunque el Ministerio Público solicita una compensación total de 210.000 euros para la esposa y el hijo de Gazmed S.

También pide que pague 617 euros a la empresa propietaria del vehículo en el que viajaban los presuntos ladrones.