Jusapol denuncia a Quim Torra y Miquel Buch por incentivar la "violencia" contra su manifestación

Cabecera de la manifestación policial de Jusapol
EUROPA PRESS
Actualizado 19/10/2018 18:07:23 CET

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

La asociación Jusapol presentó este jueves una denuncia contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el conseller de Interior, Miquel Buch, por declaraciones en las que presuntamente "incentivaban y jaleaban el odio y la violencia" hacia los policías nacionales y guardias civiles que el 29 de septiembre se manifestaron en Barcelona en paralelo a otra movilización independentista de rechazo.

Según ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado, la denuncia fue presentada por presuntos delitos relativos al ejercicio de derechos fundamentales y libertades políticas, y este viernes por la mañana la Sala Civil y Penal ha designado ponente a la magistrada Maria Eugènia Alegret.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, incluye al director general de Administración de Seguridad, Jordi Jardí, y considera que el cambio de recorrido de la manifestación de Jusapol acordado tras la convocatoria de los independentistas "respondía a criterios políticos" de Torra para impedir su movilización.

Jusapol acusa a Torra de animar a ocupar la plaza Sant Jaume y, "en esta línea obstruccionista al ejercicio del derecho de manifestación", a Buch por supuestamente justificar las agresiones a agentes al calificar de provocación el homenaje de la asociación a policías y guardias civiles que el 1-O actuaron en Catalunya.

Considera que dieron un respaldo para que la ANC, los CDR y la CUP ocuparan la plaza Sant Jaume y "fueran en busca de la manifestación de Jusapol para insultar y agredir a sus manifestantes sabiendo que los Mossos d'Esquadra no iban a emplear todos los medios para impedírselo".

Añade que los denunciados buscaban la inseguridad física de los agentes que se manifestaban y que querían evitar la presencia de Policía Nacional y Guardia Civil, "hacia las que han mostrado su rechazo y su odio, y han acusado injuriosa y calumniosamente de forma constante y en cualquier oportunidad para generar un movimiento de hostilidad y discriminación entre los habitantes radicales de Catalunya".

Insiste que el dispositivo de seguridad de la manifestación fue insuficiente y que respondió instrucciones políticas de los denunciados para supuestamente impedir a los Mossos hacer su función y presuntamente permitir el "boicot" de la ANC, los CDR y la CUP.