24 de febrero de 2020
 

Los laboristas británicos confían en proyectar un mensaje de cambio para ganar los comicios de 2010

Actualizado 06/06/2008 21:20:02 CET

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los vicepresidente del 'think thank' del Partido Laborista británico, Roger Liddle, y la baronesa Jan Royal, líder del grupo parlamentario de la formación en la Cámara de los Lores, expresaron hoy la necesidad de que el partido renueve su mensaje para ganar las elecciones del próximo 2010.

En un acto organizado por la Fundació Rafael Campalans en Barcelona, en el que se analizó el denominado 'nuevo laborismo' tras la marcha del ex primer ministro británico, Tony Blair, y la designación del actual mandatario Gordon Brown, ambos empezaron a renovar el mensaje del Partido Laborista.

De hecho, ambos consideraron que el gran reto es hacer un proceso como el que ya hicieron los laboristas a principios de los años 90, cuando tras perder el Gobierno y el ascenso de los 'tories', renovaron íntegramente su discurso apostando por la denominada 'nueva vía', rompiendo los históricos vínculos de la formación con las 'trade unions', las centrales sindicales británicas.

"Cambiamos totalmente el paisaje político británico", manifestó Royal, quien recordó que, a día de hoy, los 'tories' han incorporado en su discurso mensajes antes patrimonio de los laboristas, como las "políticas sociales".

Royal apreció que, en la actualidad, hay un "desenamoramiento" de los británicos hacia los laboristas, lo contrario del "enamoramiento" que ocurrió en 1997, cuando Tony Blair alcanzó el Ejecutivo británico.

La parlamentaria laborista lamentó que haya la percepción, a la que contribuye la prensa, de que "un 'torie' educado en Ethon" pueda resolver mejor que su formación los problemas de la sociedad británica, por lo que instó a sus compañeros de partido a la "unidad" y a afrontar los problemas que tiene la gente.

Liddle apreció que "tras estar mucho tiempo" en el poder se aprecia "un problema de renovación", ya que Brown no logra transmitir una imagen del cambio.

Pese a ello, aseguró que una victoria de los 'tories' no es "inevitable", y citó que el primer ministro francés, Nicolas Sarkozy, consiguió abanderar la bandera del cambio en las últimas presidenciales francesas, pese a que era del mismo partido y ministro en el gobierno predecesor, liderado por Jaques Chirac (UMP).

"Necesitamos preparar un plan para el futuro creíble", e incorporar en el discurso "nuevos temas" como la inmigración, la precariedad laboral o la conciliación.

'DEVOLUTION'.

Al ser preguntados por el público, apreciaron que en Inglaterra hay cierta frustración ante el autogobierno de Escocia y País de Gales --la denominada 'devolution'--, aunque rechazaron la constitución de un Parlamento y un gobierno regional inglés.

Sobre el referéndum en Escocia, que votaron a favor los laboristas en el parlamento escocés, pronosticaron que "acaparadoramadamente" los escoceses votarán en contra de la independencia.