Mantienen en libertad provisional al presunto homicida de una zapatera de Sabadell en 2007

Publicado 12/06/2019 19:02:05CET

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción 5 de Sabadell (Barcelona) ha ratificado la libertad provisional con retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio y comparecencias semanales para el detenido por presuntamente matar a una dependienta de una zapatería el 28 de febrero de 2007, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Este miércoles se ha vuelto a celebrar una comparecencia sobre las medidas cautelares para el sospechoso, en la que la acusación particular ha solicitado su ingreso en prisión por el riesgo de fuga, si bien la Fiscalía ha solicitado mantener las medidas cautelares de retirada de pasaporte y comparecencias periódicas.

La jueza considera en un auto, consultado por Europa Press, que no existe el riesgo de fuga suficiente "que justifique la adopción de una medida tan gravosa", ya que el investigado carece de antecedentes, es nacional, posee residencia fija, tiene arraigo suficiente porque tiene familia y ha cumplido con las citaciones del juzgado, ni tampoco riesgo de destrucción de pruebas.

La instructora ha tomado declaración este miércoles a tres testigos, a quienes les han exhibido imágenes grabadas por una cámara de seguridad de la zona donde se produjo el crimen.

HUELLA CLAVE

El principal indicio recabado por los Mossos d'Esquadra de que el sospechoso pudo cometer el homicidio es un informe lofoscópico que confirmó que una huella hallada en el monedero de la víctima --encontrado al lado del cuerpo-- era del detenido.

Además, en el cuello de la víctima, que murió por un traumatismo craneoencefálico y lesión por arma blanca, y que estaba estirada en el suelo, se encontró una moneda, "de lo que cabe deducir que la manipulación del monedero se realizó cuando la víctima ya estaba muerta".

El principal sospechoso es un lampista que la tarde de los hechos estuvo reparando las luces de la zapatería donde se produjo el homicidio, aunque según constaba por declaraciones de la propietaria del negocio, entre las 18 y 19 horas, al acabar el trabajo, se marchó.

Fue captado por las cámaras de seguridad de una entidad en la zona yendo a las 19.43 horas y viniendo a las 20.10 horas, "lo que le sitúa cerca del lugar de los hechos y dentro de la franja horaria en que se produjeron".

La instructora también señala las "contradicciones" entre la declaración del investigado y otros testigos en sede policial, y que el sospechoso no haya dado explicaciones sobre los indicios hallados contra él.

Contador

Para leer más