Publicado 03/03/2021 15:00CET

María Ruiz adapta 'Una habitación propia' con Clara Sanchis en la Sala Beckett

Clara Sanchis en la adaptación de María Ruiz de ‘Una habitación propia’, de Virginia Woolf
Clara Sanchis en la adaptación de María Ruiz de ‘Una habitación propia’, de Virginia Woolf - SALA BECKETT

Destacan la capacidad de Virginia Woolf de conectar a las mujeres

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La dramaturga María Ruiz dirige a la actriz Clara Sanchis en una adaptación de 'Una habitación propia', de la escritora Virginia Woolf, que se podrá ver en la Sala Beckett de Barcelona a partir de este miércoles y hasta el 21 de marzo.

La obra ya ha sido un "éxito rotundo" en el Teatro Español de Madrid, así como en otras salas españolas, y adapta cuatro capítulos de la falsa conferencia de la escritora inglesa intercalados con 'intermezzos' de piano, ha explicado Sanchis en rueda de prensa este miércoles.

La actriz ha dicho que en un inicio no pretendían que ella interpretara a Woolf en la obra, y que se centraron simplemente en "desmenuzar y transmitir las ideas que tanto les habían deslumbrado" del ensayo, y que su personaje es el de una escritora del año 1928.

Sin embargo, con el tiempo vieron que los espectadores la empezaron a identificar con Woolf, lo que les hizo darse cuenta de que uno no es más que sus ideas: "En ese sentido sí, sí que estoy interpretando a Virginia Woolf".

'Una habitación propia' servirá como prólogo de un ciclo de teatro y pensamiento en la Beckett entre el 7 de abril y el 6 de junio, que llevará por título 'Violències de gènere i estructures de poder': "Un ciclo que no es oportunista, sino que es oportuno", ha dicho el director de la sala, Toni Casares.

UN HILO ENTRE LAS MUJERES

Casares ha destacado lo emocionante que es el "hilo histórico" que se crea en la obra, que conecta a la receptora implícita del texto de Woolf con la mujer de hoy que está en el teatro, y ha remarcado en este sentido lo emocionante que es lo que se produce cuando la mirada de Sanchis va a parar a una mujer del público.

Sanchis ha añadido que se trata de una conexión que solo se puede producir en el hecho teatral, y ha dicho que una de las cosas que han descubierto de Woolf es que ella las conecta con otras mujeres: "Eso se produce en esas miradas entre las espectadoras y mi personaje".

Así, Sanchis también ha explicado que uno de los elementos negativos del patriarcado es que se ha basado mucho en hacer enemigas a las mujeres: "Es por eso que esa buena relación entre las mujeres, ese mirarse y gustarse, está todo el tiempo presente en la obra".

DEMOLEDOR Y ENERGÉTICO

La actriz ha explicado también que la idea de adaptar esta obra fue suya, y ha explicado que cuando la leyó por primera vez le dejó una mezcla de ira, dolor y deseo de hacer cosas: "Tiene algo demoledor, pero al mismo tiempo tiene algo energético", y esto es lo que se propusieron transmitir.

Ha dicho que con su adaptación, Ruiz ha logrado lo que a su juicio es más difícil en una adaptación, que es que no se note su mano en el texto: "Es un trabajo de orfebrería que no pervierte nada el lenguaje de Woolf".

En un mensaje para la rueda de prensa, Ruiz ha dicho que Woolf es una autora que crea una intimidad con el lector que es distante y cómplice a la vez.

Ha destacado también su libertad, por la mezcla que hace de estilos, géneros y la forma con la que juega con las palabras, así como por su forma "de pensar en las cosas tal como son", ha dicho citando a la propia Woolf.