Publicado 04/12/2021 09:59

La metrópolis de Barcelona impulsa la intermodalidad para lograr una movilidad más sostenible

Archivo - El servicio e-Bicibox, con bicicletas eléctricas compartidas ancladas a la vista.
Archivo - El servicio e-Bicibox, con bicicletas eléctricas compartidas ancladas a la vista. - ROBERT RAMOS / ROBERT RAMOS - Archivo

Entre el AMB y los municipios optan a 230 millones de euros de los fondos europeos para transformar la movilidad

BARCELONA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha impulsado la intermodalidad de transportes para lograr una movilidad más sostenible que ayude a reducir la contaminación ambiental y a mejorar la calidad del aire de la metrópolis.

Para lograrlo, ve clave la combinación, en una misma ubicación, de los diferentes medios de transporte público y los aparcamientos de intercambio metropolitanos (los parks & ride), servicios de aparcamiento seguro Bicibox, la bicicleta pública metropolitana y la red pedalable Bicivia.

Tras la irrupción de la pandemia, la administración metropolitana ha acelerado la transformación de la movilidad con el objetivo de mejorar la calidad del aire de la metrópolis y, para ello, tanto la administración como los municipios de la metrópolis de Barcelona optan a 230 millones de euros de los fondos europeos Next Generation, que permitirían financiar hasta el 90% de diversas actuaciones.

En concreto, el AMB opta a conseguir 40 millones de euros para 19 actuaciones y proyectos que ya ha aprobado a través de la primera convocatoria de ayudas europeas, el conjunto de municipios de más de 50.000 habitantes opta a 175,5 millones, y los de entre 20.000 y 50.000 habitantes a 13,6 millones.

Los objetivos prioritarios es acelerar la implementación de nuevas Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) locales --en concreto los municipios de Viladecans, Castelldefels, Sant Boi de Llobregat, el Prat de Llobregat, Badalona y Santa Coloma de Gramenet--, transformar las flotas de transporte público a un modelo de cero emisiones, impulsar la bicicleta y digitalizar los servicios públicos del transporte público para mejorar la información y facilitar el acceso.

PARK & RIDE EN SEIS MUNICIPIOS

Actualmente, el AMB dispone del servicio de ocho aparcamientos de intercambio (P+R) en seis municipios de la metrópolis (Castelldefels, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, el Papiol, Cervelló y Cornellà de Llobregat) con 423 plazas de aparcamiento, que quiere ampliar con el objetivo de llegar a las 1.500 plazas hasta final de mandato.

Para enlazar con el transporte público, los ciudadanos pueden dejar su vehículo de manera gratuita en estos aparcamientos hasta 24 horas mediante un registro a través de una aplicación móvil desde donde el usuario debe indicar el momento en el que deja y retira su vehículo, y de este modo el AMB controla la ocupación que hay.

Estos intercambiadores suelen estar en zonas cercanas a estaciones de tren, metro y autobuses para facilitar la intermodalidad de transporte y en septiembre se ha creado el primer park & ride en el centro comercial Llobregat Centre de Cornellà, con 100 plazas, de manera que así se usan plazas ya existentes mientras no se construyen de nuevas.

BICIBOX, E-BICIBOX Y BICIVIA

Para fomentar dicha intermodalidad, el AMB sitúa la bicicleta como prioridad y para ello está impulsando la red pública de aparcamientos gratuitos y seguros para bicis privadas, Bicibox, distribuidas actualmente en 21 municipios de la metrópolis con más de 17.000 usuarios, y en el que se puede dejar la bici de forma gratuita durante un período máximo de 48 horas y 72 los fines de semana.

Además, ha impulsado el servicio e-Bicibox, una flota pública de bicicletas eléctricas disponibles en un conjunto de módulos de estacionamiento exclusivos, y que el próximo año 2022 dará paso al nuevo sistema de bici pública metropolitana.

Actualmente hay 48 módulos e-Bicibox cerrados de 14 plazas y tres módulos abiertos de 10 plazas que se encuentran en 11 municipios de la metrópolis, localizados preferentemente en los intercambiadores de transporte público, en el centro urbano, en lugares de residencia y en zonas de aparcamiento de vehículos privados.

Por otro lado, el AMB está trabajando en completar la red pedalable metropolitana Bicivia, de 551 kilómetros, con el objetivo de conectar de manera rápida, directa y segura los distintos municipios de la metrópolis; y actualmente está ejecutada casi el 50% de la misma.

IMPULSO AL TRANSPORTE PÚBLICO

Más allá de las bicicletas y los aparcamientos de vehículos privados, el AMB dispone de 231 líneas de Bus Metropolità con más de 1.900 vehículos (el 28% de las cuales son sostenibles, con vehículos híbridos y eléctricos) y ocho líneas de Metro con 181 trenes.

Actualmente, el pasaje en un día laborable se encuentra en torno a un 75-85% del de 2019, cuando se registraron 730 millones de viajeros en el metro y el bus, y el AMB confía en que el 2022 será el año en el que se recupere la total afluencia, contando con el "esfuerzo presupuestario" (de un incremento del 24%) que ha hecho para impulsar el transporte público metropolitano.

Por otro lado, el AMB trabaja en la digitalización de los servicios públicos de transporte para mejorar la información, impulsar herramientas de planificación de viajes con aplicaciones móviles, facilitar el acceso al transporte público a personas con movilidad reducida o cualquier tipo de discapacidad, así como mejoras en los procesos de gestión de billetes.

Ante esta situación, el vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB, Antoni Poveda, ha concluido que las políticas de movilidad sostenible desarrolladas en los últimos años, encabezadas por el modelo de ZBE Rondes BCN, "posicionan a la AMB y a sus municipios en la vanguardia de todo el Estado".

Más información