Publicado 26/01/2022 15:18

Oriol Broggi habla sobre "la belleza efímera" del teatro en un libro

El director teatral Oriol Broggi y el poeta y crítico literario Andreu Gomila presentan su libro 'El record de la bellesa' con la editora, Eugènia Broggi.
El director teatral Oriol Broggi y el poeta y crítico literario Andreu Gomila presentan su libro 'El record de la bellesa' con la editora, Eugènia Broggi. - EUROPA PRESS

'El record de la bellesa' recoge también sus visiones sobre Sófocles, Shakespeare, Chéjov, Lorca y Espriu

BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director teatral Oriol Broggi habla de "la belleza efímera" del teatro en 'El record de la bellesa' (L'Altra editorial), un libro que recoge sus conversaciones con el poeta, periodista y crítico literario Andreu Gomila.

En rueda de prensa este miércoles, Broggi ha detallado que el libro se centra en la idea de hacer perdurar la belleza del teatro a través del recuerdo, pero también explica lo que pasa en una sala de ensayo, así como anécdotas de su vida y oficio.

Broggi también aporta nuevas visiones de algunos de sus autores favoritos, como Sófocles, William Shakespeare, Anton Chéjov, Federico García Lorca y Salvador Espriu.

Remarca que no es un libro con el que pretenda sentar cátedra ni pontificar, y que su intención no era escribir un libro técnico para expertos, sino poder llegar al gran público.

Preguntado sobre si alguna vez le gustaría escribir una obra, Broggi ha explicado que lleva muchos años intentándolo, pero que nunca ha sido capaz de escribir ni una escena ni un diálogo: "Yo solo sé copiar, reimaginar, reinventar, reescribir, pero no crear de cero".

A su vez, Gomila ha asegurado que su papel en el libro, que ha sido prologado por la filósofa Marina Garcés, ha sido solo el de "médium" que se dedica a transcribir las conversaciones, que se iniciaron en enero del 2019.

VÉRTIGO

Broggi, fundador y creador artístico de La Perla 29 y director de una setentena de obras teatrales, ha dicho que a él la idea de publicar un libro le provoca vértigo porque está acostumbrado a las obras de teatro, que no perduran, mientras que en los libros todo queda grabado.

Con todo, asegura que le ha servido para comprender mejor lo que hace, y que cree que también puede servir para que el lector pueda comprender y leer mejor sus obras.