Publicado 21/05/2016 09:50CET

Parlon se descarta como ministra de Sánchez: "Mi vinculación con Santa Coloma es muy fuerte"

Núria Parlon (PSC)
NURIAPARLON.CAT

"Evidentemente Susana Díaz es una líder y tiene una fuerza incuestionable dentro del partido"

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y vicesecretaria primera del PSC, Núria Parlon, se ha descartado como ministra en el 'Gobierno del cambio' que quiere constituir el líder del PSOE, Pedro Sánchez, si logra la Presidencia tras las elecciones generales del 26 de junio: "Mi vinculación con Santa Coloma es muy fuerte".

En una entrevista de Europa Press, ha destacado que su papel en el 'Gobierno del cambio' es más de "acompañamiento, empuje y ayuda", y no se ve como una futura ministra en un Ejecutivo liderado por Sánchez, con el que sí quiere colaborar y aportar su experiencia en políticas sociales y municipales.

Comparte equipo con "gente preparadísima para poder ser ministros, si toca", pero ella prefiere ahora colaborar en lo que sea necesario mientras sigue desempeñando su compromiso al frente de la Alcaldía de Santa Coloma.

"De este equipo seguro que saldrán los mejores ministros y ministras pero no creo que sea mi caso", que es el de llevar la ilusión y la vitalidad del municipalismo con las políticas sociales al 'Gobierno del cambio'.

A quienes aseguran que su figura representa un guiño de Sánchez al soberanismo, les ha contestado que "se trata de algo sesgado y propio de las malas artes que acostumbran a utilizar aquellos que cada vez que hay elecciones sacan a pasear la unidad de España para tapar sus incompetencias", ha destacado en alusión al PP.

Ha defendido que Sánchez pueda rodearse de personas que, como ella, han dicho en algún momento que la mejora del encaje de Catalunya en España pasa por una reforma de la Constitución que debe "ser refrendada de una manera especial en Catalunya".

A la pregunta de por qué dijo en una conferencia en marzo que el PSC tenía un problema con el PSOE por el 'derecho a decidir', ha dicho que en Catalunya "hay una realidad que no se puede negar", pero ha recordado que los socialistas defendían el 'derecho a decidir' hasta que, según ha asegurado, se asoció al derecho a la autodeterminación.

Cree que la independencia es un escenario inviable e imposible tal y como "se demostrará en 14 meses, que pasarán y no habrá independencia porque no se producirá", mientras que los socialistas proponen diálogo y respeto mutuo para que los catalanes se sientan cómodos y reconocidos en España.

Ahora "se ha puesto el referéndum sobre la mesa como si el referéndum fuera una solución y no lo es, sino que ofrece una fotografía de la situación que ya se conoce porque se hicieron unas plebiscitarias no hace tanto", cuyos resultados indicaron la necesidad de llegar a un acuerdo y fomentar el diálogo.

Esto solo será posible si cambian las mayorías en España y el PSOE lidera el Gobierno, desde el que fomentará una reforma federal de la Constitución que votarán "todos los españoles, y habrá que ver qué vota Catalunya".

Preguntada por qué ocurriría si los catalanes votan mayoritariamente 'no' a esta reforma de la Constitución --el líder del PSC, Miquel Iceta, se abre a la vía canadiense--, ha respondido: "Pues entonces habremos hecho muy mal camino, pero estoy convencida de que Catalunya dirá mayoritariamente 'sí' a un proceso de modernización en España y de acuerdo, de entendimiento y de reconocimiento de la singularidad".

Niega que el referéndum haya sido el principal obstáculo para un acuerdo de investidura con Podemos, sino que el partido que lidera Pablo Iglesias "ha pensado que le daba mucho rédito electoral ir otra vez a elecciones" y nunca ha trabajado por un pacto, ha dicho.

Aun así y de cara a un futuro acuerdo tras el 26J, cree que el PSOE tiene que "negociar con todos, y no se puede cerrar a negociar exclusivamente con uno de los partidos", ha dicho en alusión a C's --Parlon votó 'no' en la consulta a la militancia sobre el pacto de investidura que rubricaron PSOE-C's--.

"El pacto con C's fue el pacto posible en aquel momento para llegar a un acuerdo en el proceso de investidura y es triste que no se sumara Podemos o, como mínimo se abstuviera", ha añadido.

Para evitar que se repita el desencuentro con Podemos, le ha dicho a Iglesias que "las intransigencias se tienen que reducir, y más cuando el que tiene el encargo de formar Gobierno te acepta un porcentaje elevadísimo del programa".

Sobre si hay que negociar con el PP, ha dicho que no si todo sigue igual, pero que "todo depende de los cambios que se pudieran producir en el PP en el futuro", aunque duda que se puedan producir.

LÍDER LEGITIMADO

Cree que el proceso tras el 20D ha legitimado la figura de Sánchez como alguien capaz de gobernar y liderar un gobierno de cambio y ha evitado situarse en el escenario de qué ocurriría con el líder socialista si empeora los resultados.

"Tenemos que hacer todos los esfuerzos como partido para actuar cohesionados, tener una única voz y defender lo que necesita el país, que es un cambio de gobierno, de políticas y de orientación", ha afirmado.

Sobre el papel de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en el futuro del partido, ha destacado que "es una pieza indispensable dentro del proyecto del PSOE por su significación y liderazgo", y ha añadido que forma parte de una generación socialista joven que tiene la responsabilidad de liderar el mejor proyecto socialdemócrata para España.

"Evidentemente es una líder y tiene una fuerza incuestionable dentro del partido, y precisamente por eso es una persona muy respetuosa" y se implicará para que estas elecciones sean un éxito para el conjunto de los socialistas", ha augurado.

Para leer más