Actualizado 25/09/2016 14:06 CET

Parlon ofrece un giro a la izquierda del PSC: "No podemos defender rebajas fiscales a casinos"

325933.1.644.368.20160925094928
Vídeo de la noticia

Aboga por "revisar" la relación PSC-PSOE y descentralizar las ejecutivas semanales del partido

BARCELONA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La aspirante a liderar el PSC y alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, ha anunciado que si coge las riendas del partido buscará dar un giro a la izquierda a nivel ideológico: "No podemos defender rebajas fiscales a casinos".

"Tenemos que afinar mucho más nuestras políticas a la izquierda", ha dicho en una entrevista de Europa Press, donde ha expuesto que el partido también debería tener una actitud más combativa con las entidades financieras que siguen desahuciando pese a haber recibido ayudas públicas.

"El PSC tiene que recuperar el combate en la calle y tiene que poder volver a liderar la bandera de la justicia social en la calle. Esto requiere un conjunto de cambios en cuanto a la forma de emitir nuestro discurso", ha argumentado la actual 'número dos' del partido.

El PSC dio en el pasado su aval al macrocomplejo de ocio BCN World, que incluye una rebaja fiscal a los casinos, y ella expone que si lidera el partido no retirará su apoyo, pero considera que los casinos deben pagar "lo que toca".

La alcaldesa cree que el partido ha estado "excesivamente encorsetado en un lenguaje políticamente correcto y es el momento de ser políticamente correcto pero al mismo tiempo ser útiles a los ciudadanos".

Parlon valora que su rival en las primarias, Miquel Iceta, ha hecho un gran trabajo para estabilizar el partido, pero ve necesario el cambio que ella representaría: "Si nos conformamos con la situación de solo salvar los muebles, perderemos la oportunidad de crecer".

CONSULTAS A LA MILITANCIA

Aparte de abordar el ámbito ideológico, Parlon también apuesta por cambios en la organización del PSC, como organizar regularmente consultas internas a la militancia sobre temas trascendentes, en las que cada militante tendría un código personal y podría votar por Internet.

La alcaldesa, por ejemplo, hubiera organizado una consulta sobre la posición del partido en relación al Tratado de Libre Comercio entre Europa y Estados Unidos (TTIP): "No hemos hecho el suficiente debate sobre este tema".

Otra medida pasaría por descentralizar las ejecutivas que el partido celebra los lunes: una al mes seguiría siendo en Barcelona, pero la otras serían en otros puntos de Catalunya para "tener contacto directo con cada una de las federaciones" que tiene la formación.

Parlon también quiere abrir las puertas del Consell Nacional para que puedan asistir todos los militantes, no solo los cuadros del partido, y abrir así las puertas de la formación para recuperar crédito entre los ciudadanos.

"No nos podemos permitir continuar con un 15 por ciento de voto en las elecciones autonómicas. No nos podemos permitir que nos vote solo un 7 por ciento de jóvenes. Hay que hacer cambios en la estructura organizativa", alega.

¿GRUPO PROPIO EN EL CONGRESO?

La alcaldesa ha defendido revisar el protocolo de relaciones entre el PSC y el PSOE: "Mucha gente piensa que el PSC está supeditado al PSOE. Hay que dejar bien claro que somos partidos que compartimos el ideario, pero que somos diferentes".

Parlon quiere "abrir" el debate en el partido sobre si el PSC debe tener grupo propio en el Congreso, y ella confiesa que, en el pasado, era partidaria de tenerlo, pero que con el tiempo ha cambiado de opinión.

"A priori pensaba que era lo mejor, pero he hablado con compañeros que me han hecho cambiar de opinión. Me dijeron que tener grupo propio no significa tener más autonomía y más peso en la decisiones del PSOE", concluye.

Para leer más