Una placa de la retirada calle Marqués de la Ensenada de Lleida se expondrá en Madrid

Entrega las placas retiradas de la calle Marqués de la Ensenada de Lleida
AJUNTAMENT DE LLEIDA
Actualizado 03/01/2019 19:16:04 CET

   El Ayuntamiento entrega a los antiguos rótulos de la calle a la Plataforma 8 de abril

   LLEIDA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una de las dos placas de calle que daban el nombre de Marqués de la Ensenada en Lleida, retiradas a petición de la Plataforma 8 de abril por haber impulsado la redada general de gitanos de 1749, formará parte de la exposición itinerante 'Historia de los gitanos españoles: Crónica de una represión' que lleva más de un año recorriendo varias ciudades y que el 30 de enero llegará a Madrid.

   "La placa formará parte de la exposición que estará en Madrid un mes en la Fundación Secretariado Gitano", ha explicado a Europa Press el profesor y doctor en Geografía e Historia por la Universidad de Almería Manuel Martínez, que desde hace un año organiza la muestra que después recorrerá otras ciudades.

   La teniente de alcalde y presidenta de la Comisión especial de denominación de calles de Lleida, Montse Parra, ha entregado este jueves a representantes de la Plataforma 8 de abril las antiguas placas de calle que daban el nombre de Marqués de la Ensenada a la vía, que ha pasado a llamarse Marinada.

   La Plataforma 8 de abril se quedará la otra placa para llevarla a algunos actos, según ha explicado a Europa Press uno de sus portavoces, Jaume Nouviles.

   A principios de mayo de 2018 unos cincuenta jóvenes gitanos crearon la plataforma para reclamar cambiar el nombre de la calle dedicada al Marqués de la Ensenada y recogieron 600 firmas en la ciudad.

   Un mes más tarde, el 29 de junio, el pleno del Ayuntamiento acordó cambiar el nombre de la calle y Lleida se convirtió en la primera ciudad española que retiraba la vía al Marqués de la Ensenada.

   En septiembre, el Ayuntamiento de Lleida rindió un homenaje al pueblo gitano con el descubrimiento de una placa conmemorativa en los porches de la plaza Paeria, en recuerdo de las víctimas gitanas de la gran redada.

Contador