El pleno de Barcelona descarta rechazar la DUI y ver el 21-D como una oportunidad de diálogo

Pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 16:01:02 CET

Rechaza también reconocer la república y Pisarello carga contra los socialistas

BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha descartado este jueves una propuesta del PP para rechazar la declaración unilateral de independencia (DUI), que ha contado con el apoyo del PSC y Cs y el voto en contra del resto de grupos, incluido BComú, que se ha abstenido en una propuesta del PSC que defendía que el 21-D es una oportunidad para el diálogo, que se ha rechazado.

La propuesta del PP para rechazar la DUI no ha prosperado por los votos en contra de BComú, el grupo Demòcrata, ERC, la CUP y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates), en un pleno que también ha rechazado una propuesta de la CUP para reconocer la proclamación de la república catalana, en la que han votado en contra el Gobierno de BComú, PSC, PP y Cs.

El líder municipal del PP, Alberto Fernández, ha acusado a la alcaldesa, Ada Colau, de cooperar con el independentismo: "Nunca hubiera llegado tan lejos si no hubiera tenido la complicidad de la señora Colau y de los 'comuns", ha aseverado en el pleno, que debía celebrarse el pasado viernes pero se retrasó dada la situación política.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha dicho que podrían rechazar a DUI, pero que no pueden hacerlo "con un partido que lo quiere como una excusa para una política de venganza", y ha asegurado que defiende un proyecto común con el resto de pueblos de España.

CRÍTICAS DE PISARELLO AL PSC

El pleno también ha rechazado una propuesta del PSC para apostar por el diálogo y reconocer las elecciones del 21 de diciembre como una oportunidad para avanzar en este sentido, algo que han apoyado Cs y PP, mientras que BComú se ha abstenido y el grupo Demòcrata, ERC, la CUP y el concejal no adscrito han votado en contra.

Pisarello ha replicado al segundo teniente de alcalde y líder municipal socialista, Jaume Collboni, que el 21-D no puede verse como una buena noticia, porque es en aplicación del artículo 155 y se convoca con ciudadanos en la cárcel y el Govern intervenido, y ha lamentado la posición de los socialistas: "Es grave que el PSOE haya dado luz verde al 155".

Ha criticado que el líder del PSC, Miquel Iceta, no se haya desmarcado, "y no sólo eso, sino que se hiciera una foto con reconocidos exponentes de la xenofobia y la extrema derecha de este país, una frivolidad o algo políticamente alarmante", ha dicho sobre la fotografía que Iceta se hizo con dirigentes del PP en la manifestación del domingo convocada por Societat Civil Catalana (SCC).

Collboni ha señalado que no comparte esta visión con Pisarello ni el planteamiento de ámbito nacional, pero ha insistido en que no contribuirán a romper nada más, en referencia a su pacto con BComú, aunque ha resaltado que Pisarello ha lanzado expresiones que "se podría haber ahorrado".

ELECCIONES EL 21-D

El concejal de Cs Koldo Blanco ha apoyado al PSC y ha pedido elecciones libres y democráticas, y la líder municipal del partido, Carinas Mejías, ha aseverado que el Govern prometió "la independencia y se ha cargado la autonomía, y han desprestigiado a Catalunya y a sus instituciones. El mundo nos mira, pero con ojos de perplejidad".

El portavoz del grupo Demòcrata, Jaume Ciurana, ha dicho que el PSC viste piel de cordero, y le ha preguntado a Collboni cómo le diría al exconcejal de la ciudad y conseller de Interior cesado, Joaquim Forn, que ha formado parte de la operación que puede llevarle a prisión: "No venga aquí a blanquear sus actitudes", le ha espetado.

"Quieren lavarse las manos de las responsabilidades de las decisiones que han tomado", ha añadido el portavoz republicano, Jordi Coronas, quien ha dicho a Collboni que, si quiere desmarcarse del posicionamiento del PSOE, alce la voz dentro del PSC, tras lo que ha garantizado que el proceso independentista se acabará ganando en las urnas.

Eulàlia Reguant (CUP) ha preguntado qué garantías tendrán las elecciones si hay dos presos políticos, en referencia a Jordi Sànchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium) "y con medio Govern a punto de entrar en prisión", y Maria Rovira (CUP) ha dicho que BComú no puede dar lecciones porque gobierna con un partido que apoyó aplicar el 155.

El concejal no adscrito ha criticado que el Gobierno central menosprecia a dos millones de personas y que trata Catalunya como una colonia, y ha dicho que la situación no garantiza la igualdad de los catalanes en las elecciones del 21 de diciembre.