Publicado 24/07/2020 11:26:34 +02:00CET

El pleno de Barcelona pide al Gobierno central poder usar todo el superávit del Ayuntamiento

La alcaldesa de Barcelona y líder de BCComú, Ada Colau, durante un pleno extraordinario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona dedicado al uso del superávit de 2019 para la crisis del COVID-19.
La alcaldesa de Barcelona y líder de BCComú, Ada Colau, durante un pleno extraordinario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona dedicado al uso del superávit de 2019 para la crisis del COVID-19. - Marc Brugat - Europa Press

   BComú y PSC se suman a la petición de la oposición

   BARCELONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El pleno de Barcelona ha aprobado este viernes por unanimidad una proposición con contenido de declaración institucional en la que pide al Gobierno central poder usar todo el superávit y los remanentes del Ayuntamiento contra la crisis del Covid-19, y que ascienden a 161 millones de euros.

   La propuesta se ha debatido en una sesión extraordinaria del pleno, que habían pedido ERC, JxCat, Cs, PP y BCN Canvi, y el Gobierno municipal de BComú y PSC, que también forman parte del Ejecutivo central, se han sumado a la proposición, que ha prosperado por unanimidad.

   La propuesta también pide derogar los artículos del LRSAL y la Ley de estabilidad presupuestaria que afectan a la autonomía local, y han reclamado al Gobierno municipal que explique cómo afectará el Presupuesto de 2020 no poder usar los 161 millones del superávit de años anteriores.

   La oposición ha criticado la propuesta del Ministerio de Hacienda de no permitir a los ayuntamientos gastar todos los superávits de años anteriores, ya que prevé que solo usen un 35% de los superávits en políticas de cuidados, movilidad, desarrollo sostenible cultura los años 2020 y 2021.

   Rechazan que los consistorios deban pedir un préstamo a favor de la Administración General del Estado por el total de los remanentes de tesorería: Hacienda prevé hacer un ingreso no financiero en dos años del 35% de los fondos aportados, y el resto de dinero se devolvería a los ayuntamientos en 10 años.

BANCA DEL GOBIERNO

   El concejal de ERC Jordi Castellana ha dicho que ve sorprendente que el Gobierno central pida que los ayuntamientos le hagan de banca: "Debemos decir claramente 'no'. No somos bancos de nadie ni gestores de competencias. Nos quedaríamos sin fondo Covid y con un agujero de 40 millones de euros añadidos", ha advertido.

   Elsa Artadi (JxCat) ha recordado a BComú y PSC su participación en el Gobierno central, mientras que el concejal de Presupuesto, Jordi Martí (BComú), y el primer teniente de alcalde y líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, han reprochado el apoyo de CiU a la aprobación de la LRSAL y la Ley de estabilidad presupuestaria.

   "Miremos hacia el futuro y al presente. Tienen la presidencia y la vicepresidencia del Gobierno. Llévenlo al Congreso y cámbienlo", ha pedido Artadi, y Collboni le ha reclamado, a su vez, que la Generalitat salde la deuda que tiene con el Ayuntamiento, con la que se podría generar otro fondo Covid, según él.

TRABAJAR UNIDOS

   La presidenta de Cs en Barcelona, Luz Guilarte, también ha pedido que la Generalitat devuelva lo que debe al Ayuntamiento y que le transfiera a la ciudad los fondos Feder que le corresponden, y Josep Bou (PP) ha felicitado al Gobierno central por la movilización de 140.000 millones del Fondo de Recuperación Europeo.

   La concejal de BCN Canvi Eva Parera ha lamentado que se haya usado el debate sobre el superávit para "hacer campaña", y ha alertado de que la realidad social y económica por la pandemia es mucho peor de la prevista, por lo que ha instado a los grupos municipales a no pelearse y trabajar juntos para saldar las deudas entre administraciones y plantear los presupuestos para 2021.

Contador