Actualizado 03/04/2007 17:22 CET

El PP advierte a ERC de que su "españofobia" no ha impedido acabar con la "gran" afición taurina en Barcelona

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona Alberto Villagrasa advirtió hoy al dirigente republicano, Jordi Portabella, de que su "españofobia" no ha impedido acabar con la "gran" afición taurina que existe en la ciudad, tras las colas que se han producido para adquirir una entrada de la nueva temporada de la Monumental.

Durante la inauguración del mercado de la Barceloneta, presidida por el alcalde Jordi Hereu, el edil popular aprovechó la ocasión para cargar nuevamente contra Portabella, después de que éste defendiera el traslado del mercado de los Encants a la plaza de toros de la Monumental, en el marco de la reforma de las Glòries.

Villagrasa acusó a ERC de "querer desterrar la afición taurina en Barcelona por una cuestión política e ideológica y no en defensa de los animales". En este sentido, denunció a los republicanos por "priorizar su postura contraria a todo aquello que suene a español a los intereses de los comerciantes de los Encants".

El grupo municipal del PP, que en el último Pleno municipal en el que se aprobó el proyecto de reforma de Glòries se abstuvo en la votación, está en contra de trasladar el actual mercado de los Encants a la Monumental, una de las opciones que contempla el gobierno tripartito de Barcelona.

"Desde siempre Barcelona ha mostrado su afición taurina", señaló Villagrasa, quien advirtió de que "si vienen los toreros a hacer corridas es porque hay demanda". "Hay algunos que optan por taparse los ojos ante la realidad", espetó.

El edil popular hizo estas declaraciones después de las largas colas que ayer se produjeron, pese a la lluvia que caía, para ver la reaparición del diestro José Tomás a la Monumental.