Actualizado 26/01/2021 15:32 CET

El presidente del CAC pide "refundar y relanzar" la CCMA

David Fernández Quijano (EBU) y Roger Loppacher (CAC), en el Fòrum de la Comunicació del CAC
David Fernández Quijano (EBU) y Roger Loppacher (CAC), en el Fòrum de la Comunicació del CAC - CAC

Fernández Quijano (EBU) reclama una mejor financiación del sector público audiovisual

BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC), Roger Loppacher, ha pedido este martes "refundar y relanzar" la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) para conseguir un servicio público audiovisual sostenible, viable, de calidad y que continúe siendo referencia para la ciudadanía.

Lo ha dicho al participar en la conferencia del manager de Media Intelligence Service de la European Broadcasting Union (EBU), David Fernández Quijano, dentro del 42 Forum de la Comunicació del CAC, informa el CAC en un comunicado.

Loppacher ha dicho que la manera de hacerlo se explicó en el 'Llibre blanc de l'audiovisual' del CAC y consiste en asegurar una financiación adecuada a los medios públicos, así como destinar nuevos recursos a producir una oferta de contenidos competitiva dirigida a públicos estratégicos como los jóvenes: "Contenidos dirigidos a atraer grandes audiencias".

Loppacher ha dicho que debe ir acompañada de una "necesaria y urgente" modificación de la normativa audiovisual para adaptarla a la nueva Directiva europea y al nuevo parorama audiovisual, y ha urgido a un nuevo marco normativo para promover la oferta y producción audiovisual en catalán, al tiempo que se regulen los servicios audiovisuales a demanda y las plataformas de intercambio de vídeos.

El presidente del CAC ha destacado que los medios públicos son garantía de calidad democrática, de pluralismo político y social, y de cohesión social, pero que también lo son de "rigor informativo y de pluralidad de voces en el ámbito digital ante la amenaza de informaciones falsas".

Ha dicho que en momentos como el actual disponer de información "rigurosa, experta y contrastada" es vital para hacer frente a la pandemia, y ha dicho que la mayoría de medios, y especiamente los públicos, están cumpliendo una función indispensable de servicio público.

NO EVALUAR POR SU AUDIENCIA

Fernández Quijano ha afirmado que es necesario evaluar a los medios públicos europeos por la difusión de valores útiles para la ciudadanía y no por la audiencia, y ha reclamado una mejor financiación para el sector público audiovisual, que le permita una planificación a medio y largo plazo.

El jefe de la unidad de investigación de mercados de la EBU ha señalado que el mercado audiovisual está sumido en una transformación sin precedentes por la digitalización: "Estamos en un momento en que el aumento de la competencia ha sido brutal", ha recalcado, por lo que es normal que hayan bajado las audiencias.

"El problema que nos encontramos a la hora de legitimar el gasto en el sector público es que se da demasiado importancia a la cuota de pantalla que obtienen", ha dicho, y para él lo importante es saber si el sector público tiene un rol y un impacto en la vida de las personas.

Fernández Quijano ha señalado que países como Italia, Alemania y Suiza preguntan a la ciudadanía si los servicios públicos cumplen o no con los objetivos, y que esta evaluación es relativamente sencilla porque se basa en encuestas.

"PERDIENDO LA CARRERA"

Ha explicado que el servicio público no debe entender a los prestadores nacionales privados como el enemigo a batir, sino que el verdadero competidor son las grandes empresas de contenidos de alcance mundial: "Creo que Europa está perdiendo esta carrera".

Fernández Quijano ha reclamado un cambio en el marco financiero del sector público, que debe ser estable y no de dependa de los presupuestos, para poder hacer una planificación a medio y largo plazo y garantizar la independencia de poderes económicos y políticos.

Preguntado por la opción de colaboración entre servicios públicos europeos para hacer frente a las plataformas estadounidenses, ha dicho que "históricamente las coproducciones europeas no han funcionado demasiado bien" y que se sigue con productos locales, mientras que Estados Unidos tienen un mercado mundial.