Actualizado 28/05/2012 22:30 CET

El puente cierra con cuatro muertos en las carreteras catalanas

BARCELONA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El puente festivo de la Segunda Pascua cierra este lunes con cuatro personas muertas en tres accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras catalanas entre las 15.00 horas del viernes y las 20.00 horas de este lunes, ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT) en un comunicado.

El último accidente ha ocurrido este domingo al mediodía en la carretera C-26 en Vall de Bianya (Girona), donde por causas desconocidas se ha salido de la vía un motocicleta y ha muerto su conductora, de 42 años y nacionalidad francesa.

También el domingo al mediodía, la salida de vía de un turismo que posteriormente ha volcado y se ha incendiado en la C-59 en Sant Feliu de Codines (Barcelona) ha causado la muerte del conductor, español de 37 años, y ha dejado herido al copiloto.

Finalmente, el sábado por la tarde una colisión frontal entre tres turismos ha acabado con la vida de uno de los conductores y un copiloto, españoles de 74 y 48 años respectivamente, y ha dejado a dos personas heridas graves y otras dos leves.

En cuanto a problemas de movilidad por la operación retorno, este lunes se han registrado retenciones especialmente en la entrada a la zona de Girona y la autopista AP-7 norte.

Las colas más destacadas durante el fin de semana se han acumulado en la AP-7 entre Vilafranca del Penedès y Gelida (Barcelona), y en la C-58 entre Barberà y Montcada por obras en sentido Barcelona.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno francés confirma que el profesor decapitado el viernes fue objeto de una fatua

  2. 2

    Muere un bombero forestal durante los trabajos de extinción de un incendio en Vila-real (Castellón)

  3. 3

    Más de la mitad de españoles cree que ETA sigue activa y el 60% de jóvenes no sabe quién fue Miguel Ángel Blanco

  4. 4

    Así se debatirá la moción de censura de Vox, la quinta de la democracia y la que nace con menos votos

  5. 5

    Muere Joan Mesquida, ex director general de la Policía y la Guardia Civil, a los 57 años