8 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 11:31:40 +01:00CET

El Puerto de Tarragona mantiene las obras en marcha pero rebaja su actividad por el coronavirus

El Puerto de Tarragona, en una imagen de archivo
El Puerto de Tarragona, en una imagen de archivo - PUERTO DE TARRAGONA

   TARRAGONA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Puerto de Tarragona ha decidido mantener las obras en marcha y rebajar su actividad debido al estado de alarma decretado por el Gobierno, el cual no impone el paro de las obras en construcción.

   El enclave portuario ha explicado que ha decidido mantener las obras en marcha por seguridad jurídica de todas las partes, al amparo de las instrucciones de Puerto del Estado, puesto que no se pueden interrumpir las obras que están adjudicadas, ha informado este miércoles en un comunicado.

   El puerto ha acordado una serie de medidas para garantizar la seguridad y la salud de las personas en cada una de las obras, así como que la rebaja sea "al mínimo indispensable" para que dentro de una continuidad de los trabajos, también se mantenga el mínimo número de personas a pie de obra.

   La contratación del Moll de Balears no se ha visto afectada por las medidas establecidas en el Real Decreto de 14 de marzo, ya que ya estaba contratada en la fecha de la publicación oficial del estado de alarma, por lo que los trabajos continúan.

   Otra obra que ha rebajado su ritmo es la reforma de la antigua sede de la APT, cuya rehabilitación integral supone la inversión de cerca de cinco millones de euros e incluye la renovación total del edificio con 4.828 metros cuadrados construidos.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Muere el padre de Fonsi Nieto días después de perder a su abuela materna

  2. 2

    La OMS avisa de que las mascarillas de algodón pueden ser una fuente potencial de infección

  3. 3

    ¿Cómo hacer levadura en polvo o polvo de hornear en casa?

  4. 4

    El Consejo Escolar del Estado desestima la propuesta de suprimir las repeticiones este curso por el coronavirus

  5. 5

    Un telescopio ruso capta el despertar de un agujero negro