Puigdemont se propone como número 2 de Junqueras en una lista conjunta a las europeas

Carles Puigdemont en Catalunya Ràdio
CATALUNYA RÀDIO
Actualizado 13/11/2018 11:06:27 CET

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se ha mostrado "absolutamente" dispuesto a concurrir como número dos del líder de ERC, Oriol Junqueras, en una eventual lista conjunta a las elecciones europeas en la que ha sugerido que Anna Gabriel (CUP) podría ocupar el número 3.

En una entrevista este martes desde Bruselas en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha dicho que no querría liderar una candidatura a las europeas y la única posibilidad de concurrir sería como número dos del republicano, ya que "si hubiera una lista conjunta, el liderazgo de Junqueras es indiscutible".

Puigdemont ha subrayado que sería una buena noticia unir al PDeCAT, ERC y la CUP, porque "las diferentes voces que dan un mismo sentido a la idea de la defensa de la libertad, puestas a remar juntas, tienen un potencial invencible", como ha considerado que se demostró en el referéndum del 1-O.

PEDRO SÁNCHEZ

El expresidente ha dicho que en este momento no se dan las condiciones para que Generalitat y Gobierno puedan "sentarse lealmente y con respeto en una mesa, porque una de las dos partes iría esposada y con riesgo de ser detenida".

En ese sentido, ha dicho que "la receta de Pedro Sánchez se parece mucho a la de Mariano Rajoy", ya que aunque reconoce que hay palabras más amables, el fondo es el mismo, ha lamentado.

Sobre la conversación telefónica a finales de octubre que mantuvo con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho que "no es un emisario" de Sánchez sino que solo habla por él y su formación.

Ha precisado que no le reclamó que aprobaran los Presupuestos sino que la conversación fue "más profunda" y sirvió para analizar el momento político.

DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA

Puigdemont ha reiterado que se equivocó al suspender la declaración de independencia de Catalunya tras haberla proclamado en el Parlament el 10 de octubre: "La decisión que tomé no es correcta. Tengo argumentos para explicarla, pero es evidente que no fue una decisión acertada".

"Queríamos habilitar una ventana para el diálogo y España nos engañó", ha indicado, ya que ha dicho que todas las conversaciones que tuvieron con el Gobierno prometían una mesa de diálogo si no había acciones irreversibles.

"Había una voluntad que en ese momento creía leal y honesta", pero una semana después la situación solo fue a peor con la detención de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y la aplicación en Catalunya del artículo 155 de la Constitución, ha apuntado.