Puyal destaca la importancia de "querer ser entendido y querer entender" en la UAB

Puyal destaca la importancia de "querer ser entendido y querer entender" en la UAB
UAB
Actualizado 07/05/2019 17:27:02 CET

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 7 May. (EUROPA PRESS) -

El periodista catalán Joaquim Maria Puyal ha destacado la importancia de "querer ser entendido y querer entender" en su discurso magistral de este martes en el nombramiento de doctor 'honoris causa' por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

Puyal ha abordado "la voluntad de comunicar" en su intervención, que ha sido claramente multimedia, estructurada en nueve puntos: la palabra, la voz, el tono, el ritmo, el estilo, la mirada, el espacio, el tacto, la lengua y la honrada subjetividad, como ha dicho el comunicador, según ha informado la UAB en un comunicado.

Ha manifestado su decepción si hace "una balance sincero de cómo están el periodismo, la lengua, el país y el mundo" en la actualidad, y ha subrayado el compromiso del periodismo con una sociedad más responsable, con más solidaridad, con menos miedos, dogmatismos y más libertad.

La investidura del profesional de la comunicación ha sido motivada por su labor por normalizar el catalán en los medios de comunicación --fue el primero en hacer una narración de un partido de fútbol del FC Barcelona en catalán, después de la II República, en 1976--, y por esta razón ha tenido palabras de agradecimiento hacia el club: "Gracias al Barça y a Messi, sus goles se han oído en catalán en todo el mundo".

El padrino de este doctor 'honoris causa' ha sido el catedrático honorario del Departamento de Medios, Comunicación y Cultura de la UAB, Miquel de Moragas, que ha recordado el paso de Puyal por el campus vallesano para formarse.

Con este reconocimiento, la UAB cierra el ciclo de cinco doctorados 'honoris causa' extraordinarios que ha impulsado con motivo del 50 aniversario de la universidad, se unen a Puyal la también periodista Caddy Adzuba, la microbióloga y activista Marie-Pauel Kieny, el escultor Jaume Plensa y la física Lisa Randall.

Contador