Quim Torra no aceptará sentencias condenatorias y proclama: "O libertad o libertad"

Quim Torra, presidente de la Generalitat
GENCAT.CAT
Actualizado 04/09/2018 21:08:06 CET

Llama a una "marcha" en defensa de los presos e insiste en un referéndum pactado con el Estado

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este martes que no aceptará eventuales sentencias condenatorias del Tribunal Supremo contra los presos soberanistas: "Personalmente no puedo aceptar ni aceptaré ninguna sentencia que no sea la libre absolución".

Lo ha dicho en la conferencia 'El nostre moment' --'Nuestro momento'-- en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), donde ha explicado que, si son condenados, estudiará qué decisiones debe tomar y se pondrá "a disposición del pueblo de Catalunya a través de sus representantes legítimos en el Parlament".

No ha aclarado si las decisiones que tomará tienen que ver con convocar elecciones o reactivar la vía unilateral a la independencia, pero sí que las comunicará a los representantes catalanes en el Congreso, en el Senado y en el Parlamento Europeo para que actúen "con fidelidad al mandato del pueblo de Catalunya".

Torra ha acusado al Estado de tratar de destruir el independentismo en los últimos meses a través del 155 y de la prisión preventiva a exmiembros del Govern, y ha asegurado que en ningún caso renuncia a la independencia: "Esta propuesta que hago al pueblo de Catalunya tiene una divisa muy sencilla: o libertad o libertad".

Considera que puede seguir avanzando hacia la independencia porque así lo avala el 1-O: "Ejercimos el derecho de autodeterminación; nos impondremos el derecho de hacerlo realidad".

No ha detallado como intentar de nuevo aplicar la república que no vio la luz pese a la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017, pero sí ha reclamado "recuperar la dinámica de apoderamiento popular y democrático" que hubo el 1-O.

El presidente catalán ha considerado que puede sumar a esta causa un 80 por ciento de la ciudadanía de Catalunya que --ha asegurado-- cumple con tres premisas: comparte el derecho a decidir, "rechaza la represión" y también la monarquía.

PROPUESTAS: PROCESO CONSTITUYENTE

Torra ha propuesto que el independentismo retome la iniciativa política a través de tres "vías de acción republicanas": el Govern, el Parlament y los ayuntamientos; el Consell de la República que se activará en Bélgica; y la ciudadanía movilizada en la calle.

También ha reclamado defender a los presos soberanistas y los dirigentes en el extranjero a través de "una marcha por los derechos civiles, sociales y nacionales" desde este mismo miércoles hasta que se conozcan las sentencias.

Además, ha prometido que su Govern realizará políticas de progreso e impulsará un plan de ejecución de las leyes sociales de la pasada legislatura que el Gobierno impugnó ante el Tribunal Constitucional y que la Generalitat quiere reactivar desde el Parlament.

Asimismo, ha asegurado que impulsará la constitución del Fòrum Cívic, Social i Constituent, una plataforma para "promover el debate constituyente en Catalunya con la ambición de obtener la máxima participación de la sociedad".

REFERÉNDUM ACORDADO

La última propuesta lanzada por Torra es mantener la mano tendida al "diálogo y la negociación" con el Gobierno central pero bajo una premisa: respetar el derecho de autodeterminación y abrirse a negociar un referéndum de independencia acordado.

"La oferta permanente de diálogo y negociación políticas con el Gobierno del Estado para hacer un referéndum de autodeterminación acordado, vinculante y reconocido internacionalmente, con un respecto escrupuloso a la democracia y a las vías pacíficas", ha precisado.

Torra considera "interesante" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya hable de celebrar un referéndum en Catalunya, pero exige que sea sobre la independencia.

También ha hecho una parte de su discurso en su castellano para agradecer que le llegan muestra de solidaridad desde el resto del Estado, ha asegurado, y ha reclamado "la liberación de los presos políticos y el retorno libre de los exiliados y exiliadas".

Para él, la negociación con el Estado no solo debe ser sobre el referéndum, sino también sobre los presos soberanistas y los dirigentes que están en el extranjero: "Una negociación que incluya la liberación de los presos políticos y el libre regreso de los exiliados".

ASISTENTES

Han asistido los miembros del Govern de Torra y representantes de JxCat (como Josep Costa y Aurora Madaula), del PDeCAT (como Josep Lluís Cleries y Xavier Trias), de ERC (como Sergi Sabrià y Magda Casamitjana), de Demòcrates (Antoni Castellà) y también del PSC (Eva Granados) y de la CUP (Mireia Boya y Maria Sirvent).

También han asistido los presidentes del Parlament, Roger Torrent; de la Diputación de Barcelona, Marc Castells; de la ACM, David Saldoni; de Cecot, Antoni Abad; de la AMI, Josep Maria Cervera, y de Òmnium, Marcel Mauri.

Además, se ha visto a Jaume Amat (Sindicatura de Cuentas); al secretario del Parlament, Eusebi Campdepedrós, y a los exconsellers Meritxell Borràs, Andreu Mas-Colell y Marina Geli.