Una red internacional de voluntarios combatirá la expansión de los desiertos submarinos

Publicado 03/07/2019 17:52:29CET
Desierto submarino en la Costa Brava
Desierto submarino en la Costa BravaCEAB-CSIC / J.SANTAMARA - Archivo

GIRONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Voluntarios de centros de investigación, universidades, clubes de buceo y organizaciones de España, Noruega, Italia y Australia han iniciado una red para detectar y combatir la desaparición de los bosques de algas que cubren las rocas del litoral en océanos temperados y que dan refugio y alimento a muchas especies de peces y crustáceos.

La desertificación se debe al calentamiento global, las especies invasoras y la sobrepesca, lo que ha reducido la población de depredadores marinos, aumentando las poblaciones de herbívoros, ha explicado en un comunicado este miércoles el Centre d'Estudis Avançats del Blanes (CEAB) del CSIC, que ha lanzado una campaña de micromecenazgo para el proyecto.

La desaparición de estos bosques marinos, además de afectar a los animales que los habitan, tiene repercusión en el bienestar de personas, la viabilidad de los recursos marinos y la economía mundial: "Llegar a todos los rincones del planeta es básico para entender la distribución y prevenir la expansión", ha afirmado el científico del CEAB-CSIC Jordi Boada.

La iniciativa buscará desiertos todavía desconocidos y hará un seguimiento de los ya identificados para controlar su evolución y entender por qué aparecen, utilizando drones aéreos y subacuáticos, para los que buscan recursos, además de los equipos de submarinistas.

La última fase será estudiar las soluciones que se pueden aplicar y elaborar las propuestas de gestión ambiental, y métodos de restauración directa o indirecta para recuperar los bosques submarinos perdidos.

También participan en la iniciativa la SEE de National Geographic, la Universitat de Barcelona (UB), la de Girona (UdG), la de la Laguna (ULL) en Tenerife, la de Tasmania, la de Nueva Gales del Sur en Sidney (Austràlia), la de Sassari, la de Pisa (Italia), el Instituto NIVA de Noruega y la red de ciencia ciudadana Observadores del Mar.

Contador

Para leer más