Publicado 26/11/2021 12:55CET

Romero (PSC) critica que Aragonès no citase a todos los grupos a la reunión sobre inmersión

La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, y el diputado del PSC-Units Ramon Espadaler
La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, y el diputado del PSC-Units Ramon Espadaler - EUROPA PRESS

   Ve "voluntad de avanzar y concretar" sobre el traspaso de Rodalies en la comisión de infraestructuras

   BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, ha criticado que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, no convocase a todos los grupos políticos para analizar la decisión del Tribunal Supremo (TS), que ratificó el martes la obligación de un mínimo del 25% de enseñanza en castellano dentro del sistema educativo de Catalunya, y ha explicado que es por eso que el PSC no asistió a la reunión.

   En rueda de prensa este viernes en la Cámara catalana después de la reunión del 'Govern alternativo' de los socialistas, ha concretado que no les pareció adecuado que no se convocase a todos los grupos: "No debe haber exclusiones. Si convoca a los grupos para el Pacte Nacional per la Llengua, que los convoque también para esta reunión", y ha añadido que deben ser las formaciones quienes se excluyan si no quieren ir a estos encuentros.

   Sobre la propuesta de Aragonès de convocar el Pacte Nacional per la Llengua a principios de 2022, Romero también ha apostado por convocar a todos los grupos, aunque ha recordado que en el Parlament hay un pacto, firmado por PSC, ERC, Junts, CUP y comuns, para no citar a Vox a las reuniones, y ha afirmado que está en manos del presidente catalán la decisión.

   Romero ha asegurado que la sentencia del TS sobre el 25% de castellano se debe respetar "e intentar de la mejor manera posible aplicar", y ha defendido que el catalán sea lengua vehicular en las escuelas, pero cree que se debe revisar y analizar el modelo lingüístico.

   "El PSC no se ha movido ni un milímetro de su posición en los últimos años", ha destacado Romero, que ha pedido no politizar el debate sobre la lengua, que los partidos sean responsables y que no lo usen como arma política, en sus palabras.

TRASPASO DE RODALIES

   Romero ha sostenido que hay "voluntad de avanzar y concretar" sobre el traspaso de Rodalies por parte del Gobierno central y del Govern, y se ha mostrado convencida de que la Comisión Bilateral de infraestructuras que se celebra este viernes avanzará en este sentido.

   Ha asegurado que el PSC confía mucho en el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, y en su equipo, así como en la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y ha insistido en que en las próximas horas se podrán ver avances sobre el traspaso de Rodalies.

PRESUPUESTOS

   La portavoz socialista ha celebrado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se hayan aprobado con "un alto apoyo en el Congrso y una diversidad de grupos", algo que considera que contrasta con lo que ha ocurrido con las cuentas catalanas, donde el Govern no ha entrado a negociar con su formación.

   Ha censurado que ERC negocie y acuerde con el Gobierno central en el Congreso, donde se han incluido 50 enmiendas de los republicanos a los PGE, y que en Catalunya el Govern "siga queriendo representar a medio país y apruebe unos Presupuestos de bloque".

DECRETO DE RENOVABLES

   Romero ha adelantado que el PSC votará en contra de la ratificación del decreto ley del Govern sobre energías renovables, que se debatirá y votará en el pleno de la semana que viene, y ha explicado que pedirán que se tramite como proyecto de ley, porque asegura que es un decreto restrictivo y no les gusta.

   Ha apostado por poder tramitarlo como proyecto de ley para poder "rectificar" elementos del decreto, entre los que propondrán la creación de un fondo de cooperación local para los municipios que incorporen proyectos de energías renovables.

MODELO POLICIAL

   En la rueda de prensa también ha intervenido el diputado del PSC-Units Ramon Espadaler, que ha calificado de "dramática y rocambolesca" la retirada de las acusaciones particulares de la Generalitat a manifestantes independentistas este jueves, y también ha criticado que los Mossos d'Esquadra hayan dejado de tramitar expedientes sancionadores a raíz de protestas.

   Considera que en Catalunya no hay un problema con la policía, sino un problema de falta de efectivos, y ha tachado de preocupante que "la CUP marque el compás" del Govern en lo relativo a los Mossos d'Esquadra y en la Comisión de estudio del Modelo Policial en el Parlament.