Publicado 24/10/2017 18:16CET

Roqueta Origen prevé facturar 18 millones este 2017 afianzándose en Europa

Ramon Roqueta Segalés, director general del grupo bodeguero Roqueta Origen
RAMON ROQUETA

Presenta el tinto Abadal Mandó recuperando esta variedad ancestral del Bages

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo bodeguero familiar Roqueta Origen prevé cerrar este 2017 con una facturación en torno a los 18 millones de euros, en línea con los últimos ejercicios, afianzándose en Europa pero también sumando nuevos destinos.

En un encuentro con prensa, el director general de Roqueta Origen, Ramon Roqueta, ha explicado que la producción alcanzará los siete millones de botellas, una cifra ligeramente inferior a la del año pasado.

Roqueta Origen exporta el 46% de su producción y sus mercados principales son europeos, con países a la cabeza como Suiza, Holanda, Alemania y Reino Unido, pero fuera del Viejo Continente también está empezando a aumentar su peso México.

A corto plazo, Roqueta ha explicado que el grupo también prevé sumar nuevos mercados a los 50 en los que ya está presente y tiene el foco puesto en Paraguay: "Prevemos abrir un par o tres de mercados, pero con volúmenes de exportación anecdóticos".

El principal mercado para Roqueta Origen continúa siendo el mercado catalán, y preguntado por si ha notado boicot --el grupo también cubre la zona centro de España y el corredor Mediterráneo-- por el proceso político en Catalunya, lo ha negado: "No hemos notado nada".

La historia de Roqueta Origen se remonta a 1199, fecha de la masía familiar ubicada en Avinyó (Barcelona) donde los antepasados de la familia Roqueta empezaron a trabajar la viña.

El grupo bodeguero está integrado por cuatro bodegas: Abadal (Do Pla de Bages), Lafou Celler (Do Terra Alta), Crin Roja (Vino de la Tierra de Castilla) y Ramon Roqueta (Do Catalunya), la marca más exportada de las cuatro y la que factura más.

ABADAL MANDÓ

Roqueta Origen, que cuenta con alrededor de 120 hectáreas propias y una plantilla de 70 personas, ha presentado este martes el Abadal Mandó, un vino tinto fruto de la continuación del trabajo de investigación y recuperación de variedades autóctonas del Bages que la bodega Abadal lidera desde sus orígenes y que inició con la variedad Picapoll.

Roqueta ha explicado que Abadal inició la recuperación de la variedad Mandó hace 15 años, a partir de unas viñas viejas localizadas en las poblaciones de Navàs, Cardona y Rocafort (Barcelona): "El Bages era la comarca vitivinícola más importante de Catalunya en el siglo XIX, y queremos recuperar las variedades que lo hicieron posible", ha afirmado el presidente de Roqueta Origen, Valentí Roqueta.

El Abadal Mandó 2015 ha salido ya al mercado a un precio de 14 euros y debido a que sólo se ha realizado una producción de unas 3.500 botellas su venta se ha concentrado en tiendas especializadas de la provincia de Barcelona y algún restaurante emblemático, como el Celler de Can Roca, según Valentí Roqueta.

Para el ejercicio 2018 se prevé que la producción se eleve a unas 6.000 botellas, iniciar la exportación de este vino en un par de años y a medio plazo alcanzar una producción de entre 30.000 y 35.000 botellas.