Ros exige no poner las diputaciones al servicio del soberanismo y aboga por suprimirlas

Actualizado 18/07/2015 11:38:38 CET
El presidente del PSC y alcalde de Lleida, Àngel Ros.
Foto: EUROPA PRESS

   Defiende la eliminación también de consejos comarcales y subdelegaciones del Gobierno

   BARCELONA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del PSC, Àngel Ros, ha exigido no poner las diputaciones provinciales de Catalunya al servicio del proceso soberanista: "No es lo que toca. Una diputación es un ente para prestar servicios. Y punto".

   En una entrevista de Europa Press, ha criticado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, considere a los entes provinciales como pieza clave para la creación de una futura hacienda catalana que funcione al margen de la estatal.

   "Las diputaciones deben ser una pura estructura de prestación de servicios. Esto no casa con que sean los puntales de una estructura de Estado como es la hacienda propia. Lo que pasa es que del defecto se hace virtud", ha expuesto el primer edil.

   Al frente de los cuatro entes provinciales hay dirigentes de CDC que, como en el caso de la nueva presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, han mostrado su compromiso con el proceso soberanista y las elecciones del 27S, que ven como plebiscitarias sobre la independencia.

   Ros asume que ser independentista no "inhabilita" para ser presidente de Diputación y prevé que ayuntamientos y entes locales hagan nuevas declaraciones apoyo al soberanismo: "No será el caso del Ayuntamiento de Lleida".

   Más allá de pedir que las diputaciones no estén al servicio del soberanismo, el alcalde de Lleida aboga por suprimirlas junto con los consejos comarcales y las subdelegaciones del Gobierno central: "No tienen razón de ser".

   Ros, que es contrario también a la creación de las veguerías --que se aprobaron por ley pero nunca se han llegado a aplicar--, cree que lo idóneo sería evolucionar hacia "mancomunidades de servicios despolitizadas" en los que participarían los alcaldes.

   "Viendo nuestros niveles de administración, un americano pondría el grito en el cielo", reflexiona Ros, que considera que la única administración local que tiene futuro y razón de ser es la ciudad y el ayuntamiento.

PACTO EN LLEIDA

   La propuesta de Ros de suprimir diputaciones y consejos comarcales coincide plenamente con los postulados de C's, partido con el que el alcalde acaba de firmar un pacto para aprobar el cartapacio municipal que ha generado un cierto revuelo.

   El alcalde reivindica que su apuesta por suprimir niveles administrativos es genuina: "Yo lo decía cinco años antes de que existiera C's. En el debate de las veguerías fui al Parlament a decir que no tenía ningún sentido ni la veguería, ni la diputación, ni el consejo comarcal".

   Ros defiende su pacto con C's en Lleida y censura que CiU lo critique cuando, a su juicio, los nacionalistas buscaron pactar con el partido de Albert Rivera para desbancar a los socialistas de la Alcaldía de Lleida.

   "El PSC es un partido catalanista y me gusta que me asocien con el ala más catalanista. Y lo digo después de firmar un acuerdo con C's. Es un buen acuerdo y no me arrepiento. C's ha actuado con un nivel de responsabilidad institucional que no han tenido otros", argumenta.

   También ha asegurado que el pacto, que incluye actualizar el reglamento del catalán en el consistorio, no supone "ningún riesgo" para esta lengua y mucho menos para la inmersión lingüística, ya que los ayuntamientos no tiene competencias en el currículum escolar.

Para leer más