Actualizado 14/06/2010 14:46

Salud abre un expediente a una clínica de Barcelona que aplica terapias contra la homosexualidad

El centro del Tibidabo podría ser sancionado en el plazo de un mes

BARCELONA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha abierto un expediente informativo a la Policlínica Tibidabo de Barcelona por aplicar terapias para 'curar' la homosexualidad a través de pastillas y tratamiento psiquiátrico, según confirmó hoy la titular de Salud del Govern, Marina Geli.

En una atención a los medios tras donar sangre, en el marco del Día del Donante del que Barcelona es hoy capital mundial, la consellera aseveró que "no existe evidencia científica que sostenga que la homosexualidad deba ser tratada como una enfermedad, al margen de ideologías personales".

Respecto a personas que puedan vivir este hecho como algo tormentoso y demanden una terapia, la consellera dijo que "no hay que confundir alteraciones emocionales en relación a la vivencia de la propia sexualidad --heterosexualidad, homosexualidad o bisexualidad--".

"Los elementos emocionales son una parte importante de nuestras consultas psiquiátricas, y a veces pasan por acompañamiento y orientación en entornos familiares y laborales", explicó a la vez que lamentó: "Nos ha costado muchos años llegar hasta aquí".

"La homosexualidad no es ninguna enfermedad, y la orientación sexual diversa es un derecho de libertad legislado en nuestro país", insistió la consellera, que reiteró que "no tiene ninguna justificación tratarla como así lo fuera". "Por tanto, actuaremos en consecuencia tras este expediente", señaló.

En un mes, la Conselleria confía en recabar suficiente información como para valorar si impondrá una sanción económica al citado centro, que ofrece terapias reparativas para cambiar la orientación sexual, informaron a Europa Press fuentes del departamento. "Evidentemente que le sancionaremos, si se confirma" la información, avanzada por 'El Periódico'.

Geli concretó que ha sido la Dirección General de Recursos la encargada de iniciar esta acción, en el marco de la cual ha solicitado un dictamen a la Sociedad Catalana de Psiquiatría, a través del Plan director de salud mental, cuyo presidente del consejo asesor es el catedrático de la Unviersitat Autònoma de Barcelona (UAB) y jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d'Hebron, Miquel Casas.

El mismo Casas se pondrá en contacto con el psiquiatra Joaquín Muñoz de la Policlínica por sus declaraciones en defensa de las citadas terapias correctivas. En esta línea, la consellera señaló la necesidad de abrir un debate entre los profesionales.

La homosexualidad dejó de ser considerada un trastorno en 1973 por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría, pero la Organización Mundial de la Salud la mantuvo en su catálogo de enfermedades hasta 1990.