Salud indemniza a la familia de un paciente fallecido por mal diagnóstico de un tumor

Publicado 16/07/2015 11:51:34CET

BARCELONA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y el Instituto Catalán de la Salud (ICS) han acordado indemnizar a la familia de un paciente de 60 años que falleció por no haber sido diagnosticado correctamente de un tumor en el oído en el Hospital Sant Pau de Barcelona.

Según ha informado este jueves en un comunicado el Defensor del Paciente, que ha defendido a la familia afectada, ambas partes han solicitado el archivo del procedimiento judicial tras haber admitido una negligente asistencia sanitaria, aunque no ha concretado el importe de la indemnización.

El paciente acudió en 2007 al Centro de Atención Primaria (CAP) Maragall --gestionado por el ICS-- por presentar episodios de pitidos y pérdida de audición en el oído izquierdo, y en febrero de 2008 le realizaron una resonancia magnética sin contraste en el Sant Pau.

La prueba "fue interpretada erróneamente como normal, si bien en la misma se observaba una pequeña lesión tumoral" en el conducto auditivo interno compatible con un neurinoma del paquete acústico facial izquierdo.

El paciente siguió acudiendo durante cinco años y medio al CAP y al hospital por presentar episodios de pitidos y pérdida de audición en el oído izquierdo cuya prolongación en el tiempo comportó un aumento de la sintomatología, como sequedad faringe, congestión nasal de predominio izquierdo, tos seca, y alteraciones de la visión.

La sospecha de un neurinoma acústico --schwannoma acústico-- "no fue valorada de forma correcta, existiendo un retraso en el diagnóstico" que supuso el crecimiento del tumor hasta llegar a la cavidad craneal, dificultado la intervención quirúrgica de extracción dado su tamaño y extensión.

Tres meses después del haber sido diagnosticado el neurinoma acústico, el paciente fue sometido a una intervención quirúrgica en el Sant Pau para proceder a la extracción del tumor, pero durante la operación se produjo una hemorragia intracraneal.

Este contratiempo "no fue tratado a tiempo al no colocar al paciente un drenaje ventricular exterior", lo que desencadenó en la aparición de una hidrocefalia y posterior deterioro físico, que derivo en su fallecimiento tras tres meses de ingreso hospitalario.