Publicado 01/03/2021 17:56CET

El Síndic de Greuges defiende los derechos de migrantes y dice que algunos "no están garantizados"

Archivo - Sede del Síndic de Greuges (Archivo)
Archivo - Sede del Síndic de Greuges (Archivo) - EUROPA PRESS - Archivo

BARCELONA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha defendido este lunes los derechos de las personas migradas y ha recordado que algunos de estos todavía "no están garantizados", ha informado en un comunicado.

Lo ha dicho cuando se cumplen 20 años del encierro y la huelga de hambre de algunas personas migradas en diferentes iglesias de Barcelona como "protesta por la inminente aprobación de la ley de extranjería que impulsó el PP".

La acción comenzó en la Església del Pi de Barcelona pero rápidamente se extendió a una docena de parroquias de la capital catalana y otros municipios para exigir la regularización de su situación en España.

La acción duró 47 días y unos meses después aquellos que tomaron parte en dicha acción obtuvieron la reclamada regularización de su situación, gracias a un acuerdo con la Delegación del Gobierno que se hizo extensible a inmigrantes de todo el Estado que hubieran llegado antes del 23 de enero de 2001.

Ribó ha puesto en valor "el papel destacado" que tuvo su antecesor, Anton Cañellas, quien medió a lo largo de todo el conflicto y participó en la redacción de dicho acuerdo.

DERECHOS

La institución ha subrayado que "hay que comprometerse con las políticas activas de inclusión" a través de la dotación de los recursos financieros necesarios y aportar otros como viviendas.

El Síndic también ha pedido modificar las instrucciones de acceso al padrón municipal para "facilitar la incorporación" de las personas migradas y refugiadas.

Así, ha abogado por promover una política activa de empadronamiento que se traduzca en "una mayor flexibilidad" a la hora de presentar los documentos tanto identificativos de la persona como del lugar de residencia.

Para leer más