Publicado 26/11/2021 14:11CET

El Síndic de Greuges defiende el modelo lingüístico escolar catalán: "Garantiza derechos"

El síndic de Greuges, Rafael Ribó
El síndic de Greuges, Rafael Ribó - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges ha defendido el modelo lingüístico de la escuela catalana tras el fallo del Tribunal Supremo (TS), que ratificó el martes la obligación de un mínimo del 25% de enseñanza en castellano dentro del sistema educativo de Catalunya que fijó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) el pasado diciembre.

En un comunicado este viernes, el defensor del pueblo catalán ha considerado que "garantiza derechos, favorece la cohesión social y lingüística y disfruta del consenso local e internacional".

Ha afirmado que es el centro quien debe establecer la proporción de uso de lenguas oficiales y que "la misma determinación de una cuota mínima por parte de tribunales supone ejercer las competencias que tiene la Administración autonómica".

Así, la decisión del TS "interfiere en el marco jurídico vigente y obvia que, de acuerdo con los datos disponibles hasta ahora, el castellano también tiene un uso vehicular en el sistema educativo", en opinión del Síndic.

Ha sostenido que el Tribunal Constitucional (TC) ha "avalado el actual modelo", admitiendo un uso superior del catalán en atención a las necesidades de normalización de dicha lengua, para paliar déficits históricos.

En este sentido, el Síndic ha recordado que en Catalunya el catalán sigue siendo "minoritario como lengua inicial y de uso habitual", y ha recogido los últimos datos de la Conselleria de Educación de la Generalitat sobre el retroceso del catalán en el entorno escolar.

Por ello, ha argumentado que "no implementar este modelo educativo puede comportar un riesgo elevado de segregación social y lingüística, y afectar negativamente la competencia lingüística en lengua catalana de los niños de familias no catalanohablantes".

El Síndic trasladará estas consideraciones al presidente de la Generalitat, los consellers de Educación y Cultura, al presidente del Gobierno central, a la ministra de Educación y al Defensor del Pueblo, y a entidades internacionales.

Para leer más