Actualizado 09/01/2012 18:27 CET

El Síndic investigará la muerte de un inmigrante en el CIE de Zona Franca

Rafael Ribó
Foto: EUROPA PRESS

Pide la instalación de videocámaras en los centros de internamiento

   BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, pondrá en marcha una petición de información sobre las circunstancias de la muerte de un guineano de 21 años en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zona Franca.

   En declaraciones a Europa Press, el Síndic ha evidenciado su voluntad de investigar con la debida calma los hechos acaecidos la madrugada del pasado viernes, y se ha mostrado favorable a la instalación de cámaras de videovigilancia en estos centros que ha considerado un "limbo" legal.

   El joven de 21 años de Guinea Conakry murió en su celda tras presentar dificultades respiratorias, y según fuentes oficiales la autopsia reveló una muerte natural seguramente por infarto.

   Sin embargo, compañeros del interno aseguraron que su compañero había solicitado auxilio médico que no se le habría brindado, un extremo que el CIE niega.

   En la línea de su petición de cámaras en las cárceles y furgones policiales, Ribó ha significado la importancia de garantizar la transparencia en "espacios opacos" para asegurar las buenas prácticas y buena conducta de agentes y detenidos.

   Los CIE en general se encuentran en una "especie de limbo, donde se deben ubicar las personas pendientes de expulsión del país", pero con unas circunstancias prácticamente de cierre penitenciario sin ser una cárcel y sin contar con las herramientas de defensa suficientes.

   El Síndic ha recordado la falta de información que tiene sobre el CIE de la Zona Franca, el cual no ha podido visitar, por las trabas practicadas por el equipo anterior de la Delegación del Gobierno, y desde entonces ha recibido quejas por otra muerte, una huelga de hambre y otra situación similar.

   "Del CIE de la Verneda hemos hecho una visita, al de Zona Franca no hemos hecho ninguna por un cambio de delegado del Gobierno y de actitud del mismo", como ya explicó en el Parlament hace unos meses.

   El ex delegado del Gobierno, Joan Rangel, aplicó estrictamente el marco competencial por el que dependía del Gobierno central, y por tanto dependería del Defensor del Pueblo español pese a la colaboración anterior.

   No obstante, "la nueva ley del síndic nos permite pedir información a todas las administraciones, y pese a la existencia de una huelga de hambre y una muerte" no hemos tenido ninguna respuesta por lo que el delegado ha incumplido la ley.