Publicado 18/02/2015 12:22CET

La Síndica de Barcelona pide que los niños puedan acceder gratis al zoo y al Park Güell

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà
EUROPA PRESS

BARCELONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha propuesto este miércoles que los niños de la ciudad entren gratuitamente a espacios municipales como el zoo, el Park Güell y el Castillo de Montjuïc.

En rueda de prensa para presentar el Informe Anual de Quejas, en el que ha incluido una batería de recomendaciones, ha asegurado que el acceso libre a los servicios y equipamientos educativos es una medida que potencia las políticas sociales dirigidas a la infancia.

Vilà ha pedido al Ayuntamiento que garantice el realojo digno a las familias con menores de edad que pierdan la casa o tengan necesidades especiales: "Cuando hay un desahucio lo sufre toda la familia, pero los niños son víctimas de una situación que no han buscado", ha afirmado.

En este sentido, ha asegurado que un centenar de las quejas que recibió el Síndic en 2004 están relacionadas con menores, aunque ha puntualizado que no hay "quejas concretas" sobre infancia.

"El interés superior de los niños debería presidir siempre la actuación de la Administración, y más cuando se trata de situaciones de vulnerabilidad y pobreza que pueden afectar los derechos fundamentales de los menores", ha asegurado.

Vilà recomienda en su informe que la alimentación infantil sea una prioridad y agradece el incremento presupuestario del Gobierno municipal en becas comedor y la ayuda de 100 euros mensuales para menores en situación vulnerable en 2015 --fruto de un pacto entre CiU y PSC para facilitar la aprobación de las cuentas--.

Pese a esto, ha lamentado que algunas familias no puedan acceder a las becas comedor por tener alguna deuda pendiente con el Instituto Municipal de Hacienda.

El Síndic realizó 3.185 actuaciones en 2014, un 24% más que en 2013, repartidas entre 1.504 asesoramientos y 1.681 quejas.

242 de estas quejas están relacionadas con el transporte público y la circulación, por lo que Vilà ha reiterado su petición para que los titulares de un billete de transporte que requiere de identificación --DNI o pasaporte-- puedan presentar esta documentación en dos o tres días y evitar así la multa.

Preguntada por si ha habido algún cambio significativo en las quejas referentes a actuaciones de la Guardia Urbana, Vilà ha asegurado que la cifra se ha mantenido y que no ha habido quejas de agresiones: "La mayoría de quejas son porque los afectados consideran que no se les ha tratado bien o no se les ha explicado la situación".

GUARDERÍAS Y PARVULARIO

La entidad ha supervisado 72 reclamaciones por insatisfacción en el proceso de asignación de plazas de parvulario, por falta de previsión de solicitudes y por no tener en cuenta el modelo educativo que quieren los padres.

En el caso de guarderías, Vilà ha asegurado que han recibido quejas por el precio del servicio y que, en algunos casos, hay familias "que ni con la subvención de la plaza pueden afrontar el coste".