Publicado 06/09/2020 14:06CET

Una startup catalana detecta en cinco minutos lesiones sospechosas de melanoma

Espalda de mujer, piel.
Espalda de mujer, piel. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MV - Archivo

   Utilizan un dispositivo inteligente que genera un informe para el dermatólogo

   GIRONA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La startup catalana Dermavision Solutions, con sede en Roses (Girona), ha creado un dispositivo inteligente que puede detectar lesiones en la piel sospechosas de ser un melanoma en cinco minutos, ha informado la Conselleria de Empresa y Conocimiento en un comunicado este domingo.

   El dispositivo tiene la forma de una cabina del tamaño de una persona: fotografía el cuerpo del paciente e identifica las lesiones que pueden ser cancerígenas mediante algoritmos de inteligencia artificial, y sin intervención humana.

   Este método no invasivo procesa las imágenes para poder alertar de cambios en el tamaño, el color o la forma de una peca que puedan implicar que se trata de una lesión maligna, lo que lo convierte en un proyecto "pionero".

   Además, con los datos recogidos elabora automáticamente un informe y lo envía al dermatólogo para que pueda realizar un diagnóstico más rápido.

EL PROTOTIPO

   Dermavisión dispone actualmente de un prototipo funcional del dispositivo y tiene previsto comenzar próximamente la fase de validación en un hospital.

   Su objetivo es integrarlo en hospitales y centros médicos como una herramienta más de diagnóstico para contribuir a la detección del cáncer de piel, tras recibir la ayuda Startup Capital de la agencia para la competitividad Acció.

   En concreto, ha recibido 75.000 euros para financiar las actividades de la ejecución del plan de negocio inicial: cubrir los gastos de personal, contratar servicios a terceros, invertir en material y equipamientos, alquilar espacios o elaborar estrategias de comercialización y comunicación.

"NO SUSTITUIR AL DERMATÓLOGO"

   El CEO de Dermavision, Narcís Ricart, ha explicado que este dispositivo no quiere sustituir al dermatólogo, sino "poner a su alcance la inteligencia artificial para ayudarle a diagnosticar más rápidamente sin tener que recopilar datos de forma manual".

   "El melanoma es uno de los pocos cánceres que se pueden ver directamente, a simple vista, pero el problema es que para poderlo detectar hace falta una revisión periódica de todas las lesiones del cuerpo para identificar cualquier evolución sospechosa", explica el CEO.

   En este sentido, Ricart ha añadido que "los dermatólogos quizá no siempre tienen tiempo de hacer este seguimiento en profundidad, que puede requerir cerca de una hora de reconocimiento, algo que acaba implicando que sea el mismo paciente el que se tenga que ir observando, pero no siempre lo hace correctamente".

   Si este tipo de cáncer se detecta en etapas iniciales, "es mucho más sencillo de tratar, pero si se desarrolla, las opciones de sobrevivir caen en picado y se convierte en uno de los más mortales", destaca.

Para leer más