Sucesos.- Detenidos en Lliçà de Vall (Barcelona) los dos responsables de una empresa de transportes que robaba gasóleo

Actualizado 23/02/2008 14:10:31 CET

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Lliçà de Vall (Barcelona) a dos hombres de nacionalidad española como presuntos autores de un delito de robo con fuerza y otro de receptación. Ambos son presuntamente los máximos responsables de una red delictiva organizada para sustraer gasóleo y utilizarlo para los camiones de su empresa de transportes, informó la policía autonómica.

Los agentes detuvieron el jueves 21 a José Luis D.B., de 47 años y vecino de Ripollet (Barcelona); y Clemente CV, de 53 y vecino de Granollers, que hoy pasaron a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Granollers.

La investigación 'Oro negro' se inició a mediados de 2007 a raíz de la detención de dos vecinos de la comarca de Urgell (Lleida), que extraían gasóleo de los depósitos de los camiones que se encontraban estacionados en las áreas de descanso de la autovía A-2. Los detenidos llevaban un camión con bomba de trasvase y, después de forzar el tapón de los depósitos, extraían el combustible.

Asimismo, forzaban las cabinas de los camiones y se llevaban las tarjetas de pago, con las que compraban fraudulentamente más carburante, para venderlo a un intermediario que lo llevaba a una empresa en Barberà del Vallès (Barcelona).

Por otra parte, el 20 de octubre de 2007, otras dos personas fueron detenidas cuando estaban extrayendo combustible del oleoducto Tarragona-Lleida-Zaragoza, propiedad de la empresa CLH, en Les Garrigues (Lleida). Dado el riesgo que comportaba la operación de sustracción de gasóleo, a ambos se les imputó también por un delito de estragos.

La empresa CLH denunció que entre los días 15 y 19 de octubre sufrió el robo de 16.000 litros de gasóleo y 8.000 litros de combustible Jet (para aeronaves). Los detenidos, que llevaban un camión con 10.000 litros de combustible, admitieron que llevaban el vehículo hasta el polígono industrial Santiga-Provasa, de Barberà del Vallès, y lo dejaban con las llaves puestas. Al día siguiente, cuando lo pasaban a recoger, los depósitos estaban vacíos.

Las investigaciones, abiertas en ambos casos pendientes de detener a los intermediarios, permitieron determinar la relación de los ladrones con la empresa de Barberà hasta que se detuvo sus dos responsables, José Luis D.B. y Clemente C.V.