Tarragona tendrá en 2009 su nueva Ciudad Judicial

Actualizado 23/02/2007 19:08:55 CET

TARRAGONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Justicia, Montserrat Tura, presentó hoy en Tarragona el proyecto ganador para la construcción de la nueva Ciudad Judicial, que será una realidad en 2009 y supone un presupuesto de casi 40 millones de euros. La consellera destacó que el proyecto incorpora elementos referidos a la "nueva concepción" de la justicia, como servicios de orientación jurídica o centros de mediación.

La Ciudad Judicial de Tarragona es la segunda de mayor envergadura que se está construyendo en Catalunya en cuanto a metros cuadrados, tras la de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat. Mientras se esté construyendo, dijo Tura, se irán llevando a cabo actuaciones para mejorar los servicios judiciales en Tarragona.

La superficie del complejo será de 32.000 metros cuadrados en una estructura de tres bloques, de los que dos tendrán seis plantas y el tercero, cinco. La Ciudad Judicial acogerá los órganos judiciales existentes en la ciudad, que hoy en día están dispersos en siete ubicaciones distintas. Además, el espacio es ampliable, por lo que se podrá asumir la futura creación de otros órganos judiciales.

De hecho, aún falta diseñar la estructura interior de cada uno de los espacios y, cuando el diseño esté más adelantado, se consultará con los usuarios habituales para posibles modificaciones de cara a su mayor funcionalidad.

Según Tura, "hace tanto que no se hacía una planificación de edificios judiciales potentes y a la altura de los tiempos en Tarragona que se habían ido dispersando. Ahora será una verdadera ciudad de la justicia". Actualmente, Tarragona cuenta con 22 órganos judiciales en funcionamiento, además de las cuatro secciones de la Audiencia Provincial.

La Ciudad Judicial de Tarragona alojará estos órganos judiciales y contará con espacio suficiente para alojar otros 12, así como dos secciones más de la Audiencia Provincial. El proyecto se encuentra en la fase de redacción, con un plazo de ocho meses, y la empresa que lo llevará a término será Julià Arquitectura. Está previsto que las obras empiecen el primer semestre de 2008 y se ejecuten en 20 meses, por lo que la finalización del proyecto se calcula para el segundo semestre de 2009.

La Conselleria de Justicia acogerá también en este recinto un centro penitenciario en régimen abierto, de 2.932,50 metros cuadrados, con 150 plazas, destinado a internos de tercer grado. Este equipamiento cuenta con un presupuesto de 6 millones de euros y, precisamente, Tura remarcó que es la primera vez que se da esta integración y que sería un modelo que se podría "exportar".

Según la consellera, "no hay en Catalunya ninguna ciudad judicial tan completa". Respecto a los edificios destinados a este tipo de equipamientos en la actualidad, Tura explicó que se está estudiando su futuro y que se abandonarán los que están en alquiler. Para el resto se estudia un posible uso social, aunque no se descarta tampoco la opción de venta para ayudar a financiar otros equipamientos.

En lo que respecta a otros proyectos en marcha en Tarragona, como la nueva prisión o el centro de menores de Reus, Tura afirmó que tendrán un calendario similar al de la Ciudad Judicial.

SATISFACCIÓN DE LOS USUARIOS.

El presidente de la Audiencia Provincial, Antonio Carril, y el fiscal jefe de Tarragona, Xavier Jou, que asistieron a la presentación del proyecto, mostraron su satisfacción porque finalmente se haya dispuesto esta ciudad judicial que "será un edificio mucho más ajustado a las necesidades de la justicia".

Carril se mostró "sorprendido agradablemente" por la disposición de pasillos internos en el edificio para uso no público. Irónicamente, dijo encontrarse más "seguro" de que el proyecto se realizará "porque se está en el principio de la legislatura" y destacó la "receptividad e interés" de la consellera.

TURA DESTACA LA INVERSIÓN EN MEJORAR EQUIPAMIENTOS.

Durante el acto de presentación del proyecto, Tura resaltó la inversión realizada por la Conselleria de Justicia en los últimos años para habilitar nuevos y "modernos" equipamientos.

Según la consellera, "esto es negativo, porque significa que en el pasado se ha hecho poco en este ámbito", dijo, y destacó que la situación era "mala" porque "se han tenido que renovar el 75% de los partidos judiciales y hay seis centros penitenciarios por cerrar por ser ya obsoletos".