El Teatre Lliure retrata la tragedia centrándose en la ciudad de Bruselas

Actualizado 15/03/2007 19:37:37 CET

BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Teatre Lliure de Barcelona trata la tragedia en 'BR.#04 Bruxelles/Brussel', cuarto episodio del ciclo dramático 'Tragedia Endogonidia' de la Societas Raffaello Sanzio que se está desarrollando a lo largo de tres años y en el que cada capítulo se centra en una ciudad europea, en este caso Bruselas.

La intención de este ciclo es representar la tragedia repensándola en el espacio y el tiempo en el que vivimos. En todos los episodios se mantienen algunas figuras básicas y recurrentes, temas y conceptos de la tragedia asumidos por el espectador.

El tercer episodio de este ciclo centrado en la tragedia también pudo verse en el Teatre Lliure la temporada pasada, aunque en aquella ocasión la ciudad elegida fue Berlín.

El director de este montaje, Romeo Castellucci, remarcó hoy, durante la presentación a los medios de 'BR.#04', que "el enigma, la ciudad y la ley son los tres elementos de la tragedia, de los que no puede prescindirse". Por ello, los 11 episodios del ciclo cuentan con estos ingredientes.

En este sentido, aseguró que "la sustancia profunda de la tragedia es el mal. El mal es el fundamento estético de Occidente que nace en la tragedia griega".

En concreto, 'BR.#04', que se centra en la ciudad de Bruselas, cuestiona el enigma del nacimiento del mundo, el principio de la vida humana, la iniciación del lenguaje y todo su proceso hasta terminar engullida por el abismo del tiempo.

En escena aparecen un viejo vestido con un bikini estampado de flores, que intenta esconderse de la muerte, un policía que vierte una botella de sangre de mentira al suelo para llevar a cabo una investigación criminal, y un niño y dos mujeres vestidos con elegantes trajes del siglo XIX.

LA LEY.

Castellucci explicó que 'BR.#04' se engloba dentro de la temática de la ley. "Está vinculado fundamentalmente en la tragedia griega donde estaba presente la ley", cuya idea le surgió a raíz de que Bruselas es la sede de Europa, explicó.

El escenario es una habitación completamente cubierta de mármol blanco, sin ventanas, puertas ni muebles con el que se pretende transmitir "la solidez de la ley", señaló su director. El espacio es plano y transmite una sensación de vacío y "frío que en alguna ocasión se convierte en su contrario, en algo que quema".

Esta obra es la más violenta dentro el ciclo --la violencia aparece de manera explícita-- aunque Castellucci apuntó que "es una violencia artificial y contruida hasta el punto de convertirse en un elemento retórico y todavía más insoportable".

Esta obra se enmarca en "una lógica surrealista vinculada en la lógica del enigma", y en consecuencia, "los personajes y la acción forman parte de este enigma lógico y geométrico".