Actualizado 20/03/2011 11:14:25 +00:00 CET

Las televisiones catalanas deberán subtitular hasta un 90% de su programación a partir de septiembre

Edificio del CAC en Barcelona
CAC

BARCELONA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las televisiones autonómicas catalanas estarán obligadas a subtitular hasta un 90% de su programación en, aproximadamente, seis meses en cumplimiento de la Instrucción general sobre la accesibilidad a los contenidos audiovisuales televisivos del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) al que ha tenido acceso Europa Press.

Este proyecto de instrucción, que se encuentra en fase de información pública, obligará las televisiones autonómicas públicas (TV3, 3/24, Canal 33, Canal Super 3, Esports 3, TV3CAT y 3XL) a subtitular el 90% de su programación --especialmente la que se emita en franjas de máxima audiencia--, un porcentaje que se ha fijado en el 75% en el caso de las televisiones privadas (las de Emissions Digitals de Catalunya, que son 8TV, Rac105, Estil9 y BarçaTV).

Esta norma se sobrepondrá a la anterior, la Ley de Comunicación Audiovisual (LCA) catalana de 2005, que fijaba unas obligaciones del 50% y el 45% de subtitulación para las televisiones públicas y privadas, respectivamente, a cumplir a finales de 2011.

Según ha explicado la consellera del CAC Elisenda Malaret a Europa Press, se trata de una norma pionera en España por su "precisión y detalle", que garantizará el acceso de las personas discapacitadas a los contenidos audiovisuales.

La instrucción también obligará a la emisión de 10 horas semanales de contenidos audiodescritos y otras 10 de contenidos interpretados en lengua de signos catalana --dos horas de cada una en el caso de las privadas--.

Los contenidos que deben ser accesibles son las películas, series, documentales, programas informativos de actualidad, retransmisiones deportivas, debates y series de animación.

Esta accesibilidad debe ir acompañada de la señalización correspondiente, que deberá permanecer un mínimo de 30 segundos en pantalla y aparecer como mínimo en las guías electrónicas de programación y en las webs.

En cuanto a los anuncios, la instrucción establece que las televisiones "deben procurar" hacerlos accesibles entendiendo que no solamente está en manos de los productores audiovisuales, sino también de los productores publicitarios.

Malaret ha destacado que la instrucción no ha buscado imposibles, sino que se ha basado en el equilibrio suficiente "como para que sea aplicable y realista".

Después de la fase de información pública, el texto deberá pasar por la comisión jurídica y por el Institut Català de la Dona (ICD), por lo que no podrá aprobarse antes de, al menos, seis meses.

El CAC lleva dos años trabajando en esta instrucción y estudiando a fondo la regulación que han hecho los países más avanzados de Europa en este sentido, como Francia e Inglaterra.

HASTA UN MILLÓN DE EUROS

El CAC tendrá la responsabilidad de sancionar a las televisiones que incumplan esta normativa y analizará caso a caso qué reglamento aplica para la sanción --la estatal Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) de 2010 o la LCA--, ya que las multas que imponen ambas son diferentes.

Por un lado, es más severa la estatal, ya que puede alcanzar la sanción de un millón de euros para infracciones muy graves; hasta 500.000 euros para las graves, y hasta 100.000 para las leves.

La norma catalana establece multas máximas de 300.000 euros en los casos más graves; 90.000 en los muy graves, y 12.000 en los leves.