23 de febrero de 2020
 

El Temporada Alta toma el pulso de la creación para internacionalizar la escena catalana actual

Publicado 20/11/2019 15:46:31CET
Jomi Oligor, Christiane Jatahy, Àlex Rigola, el dúo Cabosanroque, Pere Faura y Tanya Beyeler han presentado la 'Setmana de Programadors'
Jomi Oligor, Christiane Jatahy, Àlex Rigola, el dúo Cabosanroque, Pere Faura y Tanya Beyeler han presentado la 'Setmana de Programadors' - EUROPA PRESS

"El trabajo del arte es cambiar las personas y dar perspectivas distintas"

BARCELONA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El festival Temporada Alta tomará el pulso de la creación contemporánea con diez espectáculos enmarcados en la 'Setmana dels programadors' de la mano de artistas y dramaturgos como Àlex Rigola, Christiane Jatahy, Cabosanroque, El Conde de Torrefiel y Pere Faura con el objetivo de "internacionalizar las producciones catalanas y el propio festival".

El director del festival, Salvador Sunyer, y algunos de los artistas han presentado este miércoles en rueda de prensa la programación del ciclo que se celebrará en Girona desde este jueves hasta el domingo con el objetivo de "fomentar el intercambio de proyectos y facilitar la producción y circulación de espectáculos".

"El trabajo del arte es cambiar a las personas y dar perspectivas distintas, y todos los espectáculos van en sintonía con esta idea", ha explicado Sunyer del que espera que sea el fin de semana con más repercusión internacional del festival, con 96 profesionales de las artes escénicas de 14 países diferentes.

'O agora que demora', una 'Odisea' contemporánea que mezcla ficción con realidad y pasa por Líbano, Palestina, Grecia, Sudáfrica y Brasil de la creadora Christiane Jatahy; 'Tierras del Sud', de Azkona & Toloza; 'Una costilla sobre la mesa. Madre', de Angélica Liddell; 'Trama', de Roser López Espinosa; y 'Retrospective', de Jérôme Bel son algunas de las obras que ofrece el festival.

"EL DEBATE DE LA MUERTE ES UN RETORNO A LA VIDA"

Los versos finales del monólogo de Hamlet 'Ser o no ser' dan título a la nueva obra del dramaturgo Àlex Rigola, 'Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatges', un espectáculo "que parte de la muerte pero que habla de la vida".

"El debate de la muerte es un retorno a la vida, que evoca a las relaciones familiares, el amor, la amistad, la humanidad", ha esclarecido Rigola de una obra que muestra las conversaciones entre la actriz Alba Pujol y su padre, interpretado por Pep Cruz, en su último ciclo de quimioterapia.

La obra es un viaje que reflexiona sobre la muerte a través, también, de textos de Shakespeare, los hermanos Cohen, Cioran o Eugenio, aunque el autor asegura que "no tiene un tono dramático, a veces es emotiva pero es una fiesta de la vida y el amor".

DEMONIOS Y ZOMBIS

El dúo Cabosanroque, compuesto por Laia Torrents y Roger Aixut, presenta una instalación sonora que parte de los textos del poeta y sacerdote Jacint Verdaguer sobre los exorcismos en los que participó entre 1890 y 1893 en su obra 'Dimonis'.

"Es un espectáculo sobre la posesión en el sentido más extenso de la palabra, que hará que el público entre en un espacio y salga de otro", ha explicado Torrents de una pieza en la que han participado el Niño de Elche, la bailaora Rocío Molina y el poeta Enric Casasses.

El Apocalipsis y la tecnología se entrelazan en la obra multidisciplinar 'Incurables', un proyecto de danza, realidad virtual y música electrónica de la mano del coreógrafo Pere Faura, la pareja de vídeo-artistas Halbach y Christensen y el músico Albert Salinas.

La obra compara el universo zombi con las fiestas electrónicas en una pieza que, según Faura, empieza como un videojuego y termina como una película y que tiene una dramaturgia caníbal: "Cada escena, devora la anterior y la obra evoca a que nos estamos comiendo los unos a los otros".

PROYECTO PYRENART

De la mano del proyecto transfronterizo 'Pyrenart', en el que participan instituciones y entidades españolas y francesas, aterrizan en el festival las obras 'La melancolía del turista', de Shaday Larios y Jomi Oligor, y 'Kultur', de El Conde de Torreifel.

Larios y Oligor se preguntan sobre el ascenso y la caída de la idea de un paraíso, una mirada crítica y poética "con una dramaturgia muy visual de lugares que echan de menos el turismo", en un espectáculo que estrenan en el festival.

'Kultur', que también debutará en el Temporada Alta, sale del circuito habitual de El Conde de Torreifel "con un material menos teatral y más performance que invita al espectador a situarse en la posición de voyeur con una situación que crece en intensidad".