Torra garantiza la unidad del Govern "hasta como mínimo las sentencias" del 1-O

Actualizado 06/10/2018 14:27:19 CET
409600.1.500.286.20181005130548
Vídeo de la noticia

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente, Pere Aragonès, han asumido las dificultades para mantener el acuerdo de Govern que ven mejorable por lo que se han conjurado para "fortalecer" el pacto que sostiene al Ejecutivo tras la crisis política entre JxCat y ERC por la suspensión de diputados.

El jefe del Ejecutivo catalán, por su parte, ha puesto una fecha mínima a esa unidad, el momento en el que se produzcan las sentencias del Tribunal Supremo por la organización del referéndum del 1 de octubre.

Lo han dicho durante una rueda de prensa tras la reunión en el Palau de la Generalitat después de la fractura vivida el jueves en el Parlament entre JxCat y ERC a tenor de la aplicación de las suspensiones de diputados dictada por el Tribunal Supremo.

Durante el Debate de Política General ambos grupos habían llegado a un acuerdo para que estos diputados designaran a un sustituto mientras durara su situación judicial, pero JxCat apostó por mantener la delegación de voto de sus cuatro diputados afectados, entre ellos el expresidente Carles Puigdemont.

En la rueda de prensa, Aragonès ha reconocido que "los mecanismos de coordinación y del acuerdo de legislatura son mejorables", pero también ha responsabilizado a la situación de los dirigentes encarcelados y en el extranjero y a la presión de la justicia española de las dificultades para gobernar Cataluña con normalidad.

Por eso se han comprometido a mejorar su acuerdo: "El objetivo lo tenemos claro, pero hace falta que nos emplacemos a definir con más concreción los mecanismo de coordinación y de toma de decisiones en la aplicación de la estrategia política", ha dicho Aragonès.

GARANTIZAR LA UNIDAD HASTA LAS SENTENCIAS DEL 'PROCES'

En la misma línea, Torra, que ha rechazado que durante esta semana se haya producido una crisis entre JxCat y ERC, ha asumido la necesidad de "renovar el compromiso del Govern con el conjunto de la sociedad".

"Es una demanda de nuestra sociedad. Nos hace falta hablar entre nosotros y con el resto de miembros de la familia soberanista para trazar un horizonte y que el camino nos conduzca" al objetivo independentista, ha dicho.

Torra se ha comprometido con la unidad del Govern, pero también le ha puesto fecha: "Este Govern es fuerte y está unido y garantizamos esta unidad, como mínimo hasta el día de las sentencias" contra los dirigentes soberanistas encarcelados.

Preguntado por este extremo, Aragonès ha dicho que la estabilidad del Govern "no está en cuestión", y ha añadido que las sentencias tendrán un impacto y serán un punto de inflexión.

"En su momento tendremos que tomar las decisiones que toquen, pero la estabilidad del Govern está garantizada", ha añadido y ha afirmado que el acuerdo tomado el jueves en el Parlament sigue vigente.

De hecho, Torra ha calificado el acuerdo alcanzado el jueves entre JxCat y ERC de "difícil, porque hay dos voces que se tienen que poner a trabajar y debatir, y es difícil si no se entiende la excepcionalidad del momento".